Connect with us

Hi, what are you looking for?

CUBA

A la revolución no se le puede creer, ni lo creíble; aún lo demostrado, puede ser un truco de magia.

Fábricas abandonadas por orden negligente del gobierno, tierras en desuso puestas a producir que después de habérselas arrebatados a sus legítimos dueños la revolución las abandono, como ahora!.

8 de Junio 2020, Agustin Valentin Lopez Canino

La revolución destructora de toda la economía ahora descubre las ruinas del país por el ataque del coronavirus

Comenzó antes del 1959, en la década del 50. La mentira se hizo reina en manos del rey de los embusteros y como es usual la mentira necesita cubrirse con una mentira mayor para dar una esperanza de verdad a los que la escuchan. Así continuaron las falsedades hasta nuestros días, acumulándose y creciendo en el nutriente abono de la revolución y su Partido Comunista liderado por Fidel Castro Ruz que subió al poder por medio de la violencia y timando al pueblo.

Recuerdo el Manifiesto del Moncada sepultado en sus ínfulas de poder, más tarde prometió al pueblo mediante la revolución la restitución de la Constitución de 1940, la revolución que según sus propias palabras no era comunista sino más verdes que las palmas, en corto tiempo las pocas palmas que dejo solo en las escasas fincas de algunos guajiros parece que cambiaron el color de verde a rojo.

En otro de sus discursos declaro que en unos años la carne de cerdo y otros alimentos abarrotarían los mercados. Así durante toda la trayectoria de la revolución se acumularon en discursos, asambleas, proyectos, cálculos y declaraciones de bla bla bla.

Numerosos planes sobre cumplidos que solo se realizaban en los noticieros, sobrecumplimiento en todas las producciones, como ahora!. Demagogia gubernamental, como ahora!. Fábricas abandonadas por orden negligente del gobierno, tierras en desuso puestas a producir que después de habérselas arrebatados a sus legítimos dueños la revolución las abandono, como ahora!.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Ubre blanca para llenar los ríos de leche, como después lo ratifico Raúl al pasar a ser dueño de la isla: todos podrán tomarse un vaso de leche. Plan Manao para abarrotarnos de uvas y manzanas. La fábrica de baterías y circuitos electrónicos para superar a los japoneses. La fracasada zafra de los 10 millones con el lema: Los 10 millones van. Fanatismo, demagogia y mentiras. Como ahora los noticieros llenos de planes, alimentos y heroicidades, todo bien nutridos de invenciones cultamente adornadas por un ejército de periodistas entrenados con excelencia en el arte de los embustes. Especializados en los buenos trucajes de imágenes. La revolución destructora de toda la economía ahora descubre las ruinas del país por el ataque del coronavirus y según el puesto a dedo presidente Díaz Canel va hacer nuevo todo con los mismos métodos y formas y con el mismo Partido de Gobierno que lo destruyo, ¿asombroso, ¿verdad?

No creo que haya necesidad de mencionar fechas de discursos y noticieros, todos están disponible en la internet, les aseguro que más del 50% lo componen promesas incumplidas, noticias tergiversadas y comentadas buscando incentivar el odio hacia los EEUU, cifras fraudulentas, globos inflados para sustentar las esperanzas del futuro, el futuro que se hizo pasado y presente de calamidades y miserias, de desastre y corrupción y siempre ordenando al pueblo un esfuerzo más, un día, un mes, un año, una década más de sacrificio para forjar el futuro luminoso de la nación socialista, donde los únicos que viven en el socialismo son los cubanos de adentro y de abajo. 

La dictadura se hizo dictadura, no tanto por el poder de la fuerza, sino por ese ejército de periodistas convertidos en bufones, tartufos y marionetas, perversos prevaricadores fuera de toda ética y respeto por la verdad, cuatreros de la palabra que sabiendo hablar tanto y tan bien dicen tan poco, como dijo Emile de Sola de los franceses. La traición hecha por Fidel Castro al pueblo no es tan pérfida como la llevada a cabo por la prensa y todos los medios de difusión masiva, que a la postre han actuado como un bumerán para el propio sistema.

Una vez más se le ordena (y digo se le ordena, porque si no se le arrebata) a los pocos campesinos que se salvaron de la depredación revolucionaria su aporte, ordenándole al pueblo un esfuerzo más para continuar la dictadura forjando la esperanza con que ya desaparecen varias generaciones. A Díaz Canel le sucedió con el guarapo y el limón igual que a Raúl cuando volando en su helicóptero se percató que la isla estaba llena de marabú. Los sátrapas que gobiernan viven con tanta opulencia y comodidad que no se les había ocurrido mirar hacia abajo. La burla al pueblo es humillante y retorcida, irónica por demás.

Los planes de cítricos y la industria azucarera, junto con la ganadería y ubre blanca, la yuca, la malanga, y demás productos agrícolas, Fidel y el Partido Comunista se lo llevaron a la tumba, lo más irónico de todo, es que el mismo partido que ocasiono esta calamidad es el único autorizado a continuar gobernando y destruyendo la nación.

Advertisement. Scroll to continue reading.
instale nuestra aplicación para Android

otras noticias

CUBA

Eduardo Lázaro Queijas Falcon torturado en las prisiones cubanas hasta perder los dos ojos

CUBA

Este decreto ley ha sido creado con toda intención para utilizarlo como justificación a negar la entrada al país de las ayudas que son...

CUBA

Una vez que entre en vigor esta Resolución a partir del próximo 10 de diciembre en todo el país, la persona que vaya a...

CUBA

Los medios castristas insisten en seguir mintiéndole descaradamente al mundo y a los cubanos acerca del grupo de activistas en huelga de hambre y...

Copyright © 2020 Heraldo de Cuba