Connect with us

Hi, what are you looking for?

Internacionales

China amenaza a Australia con un boicot si insiste en investigar el origen del Covid-19

Cheng Jingye, amenazó este lunes con boicotear el consumo de productos australianos en el gigante asiático

27 de Abril 2020

La Unión Europea dice que hay ‘pruebas significativas’ de operaciones chinas encubiertas de desinformación.

El embajador de China en Australia, Cheng Jingye, amenazó este lunes con boicotear el consumo de productos australianos en el gigante asiático, entre ellos el vino, si Canberra insiste en investigar el origen de la pandemia del nuevo coronavirus.

Cheng, que alertó de las consecuencias que podría acarrear para el país insistir en la apertura de una pesquisa sobre el virus, ha dicho que «la sociedad china está frustrada y se siente decepcionada por lo que está haciendo Australia.»

«Si esto va a ir a peor, la gente va a plantearse si vale la pena acudir a un país que no es tan amigable con China como parece», manifestó antes de advertir que «los turistas quizá se lo piensen dos veces.»

Advertisement. Scroll to continue reading.

Así, durante una entrevista con el diario local The Australian Financial Review señaló que todo depende de la gente. «Quizá se planteen por qué deben beber el vino australiano o comer su carne», dijo.

Sus palabras tienen lugar después de que el primer ministro de Australia, Scott Morrison, se posicionara a favor de abrir una investigación independiente a nivel internacional sobre el origen del coronavirus en China y la respuesta dada en un principio a la emergencia sanitaria por parte del gigante asiático.

Por su parte, la ministra de Exteriores australiana, Marise Payne, aseveró que no es momento de amenazas sino de «cooperación» a nivel mundial, tal y como informó el periódico The Sydney Morning Herald.

En este sentido, trasladó que su Gobierno rechaza «cualquier sugerencia de coerción económica, la cual considera una respuesta inapropiada cuando lo que se necesita es una cooperación global».

Advertisement. Scroll to continue reading.

«Australia ha pedido una investigación independiente sobre el brote de Covid-19, una crisis sin precedentes que tiene consecuencias severas sobre la salud, la economía y la sociedad», afirmó.

Tanto China como la Organización Mundial de la Salud (OMS) están siendo sometidas a un gran escrutinio por parte de la comunidad internacional por su gestión de la pandemia de coronavirus, que ha dejado ya más de 171.000 muertos y casi 3.000.000 de casos en todo el mundo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció a mediados de abril la suspensión de los fondos destinados a la organización, a la que acusó de «defender las acciones del Gobierno chino» y ayudar a China a «ocultar el peligro y la extensión que podía tener el brote».

Países como Francia, Alemania o Reino Unido se sumaron a las dudas sobre la gestión de la crisis por parte de China y han puesto sobre la mesa la posibilidad de llevar a cabo una pesquisa de tal envergadura. China, por su parte, ha rechazado las críticas.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Este mismo lunes, el Ministerio de Asuntos Exteriores de China negó las acusaciones de que Pekín está difundiendo desinformación sobre el coronavirus, tras publicarse un documento de la Unión Europea en que se dice que hay «pruebas significativas» de operaciones chinas encubiertas en las redes sociales.

«China se opone a la creación y difusión de desinformación por parte de cualquier persona u organización. China es una víctima de la desinformación, no un iniciador», dijo el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores Geng Shuang en rueda de prensa el lunes, según reportó Reuters.

El documento, publicado por el brazo de política exterior de la UE (EEAS, por sus siglas en inglés), afirmó que algunos países, incluyendo China y Rusia, son responsables de propagar desinformación sobre el virus.

Reuters informó anteriormente de que altos cargos chinos presionaron a la UE para que abandonara las críticas del estudio publicado la semana pasada, afirmando que sus afirmaciones harían que Pekín se «enfadara mucho».

Advertisement. Scroll to continue reading.

El documento se publicó el fin de semana pasado tras un retraso y se modificó alguna información relativa a China. Una portavoz de la UE no quiso hacer comentarios al respecto.

Geng, del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, dijo que no había pruebas concluyentes de que el virus se originara en China, y advirtió de que las «maniobras políticas» que hay detrás de las peticiones de una investigación independiente no tendrían éxito.

otras noticias

Internacionales

La alianza del laboratorio alemán BioTech, que desarrolló la vacuna anti COVID-19, y el consorcio Pfizer entregaron los documentos a la Comisión para la...

Internacionales

El expresidente de filial de Pdvsa en USA deberá pagar además una multa de 2 millones de dólares que es el equivalente "al 40%...

Internacionales

El Día internacional de la eliminación de la violencia contra las mujeres terminó con momentos de tensión entre manifestantes y policías de México.

Deportes

Sufrió un paro cardiorrespiratorio en la casa de Tigre donde se había instalado tras su operación en la cabeza por un hematoma subdural. Tenía...

Copyright © 2020 Heraldo de Cuba