Connect with us

Hi, what are you looking for?

CUBA

Cuba: Esposa de Silverio Portal denuncia odisea para hacerle llegar alimentos a prisión

El jefe de la prisión le respondió a Lucinda: “Yo tengo orden de la Seguridad del Estado de no recogerle la jaba”.

Lucinda González, en unas de las ocasiones en que ha ido a visitar a Silverio Portal a prisión, y no le han permitido verlo.

21 de octubre 2020

Autoridades penitenciarias de La Habana trataron de impedir que el preso político Silverio Portal recibiera alimentos en el centro penitenciario donde se encuentra recluido en lastimosas condiciones.

Tras la negativa, la activista Lucinda González, esposa de Portal Contreras, solicitó hablar con el teniente coronel Leyva, jefe de la prisión 1580, donde cumple sentencia el opositor. “Yo tengo orden de la Seguridad del Estado de no recogerle la jaba”, le respondió el oficial.

En 15 y K, en el Vedado, donde radica la Dirección Nacional de Cárceles y Prisiones del Ministerio del Interior, la esposa del preso político formuló la queja por el maltrato recibido. Estando allí se presentó un oficial de la Seguridad del Estado, según explicó a Radio Martí.

Advertisement. Scroll to continue reading.

“Me dijo que ellos están tratando de sacar a Silverio y que yo sigo haciendo trastadas”, señaló González. “Silverio está encerado y yo aquí soy la voz de Silverio”, defendió la mujer.

Tras la promesa que le hizo un oficial, González se dirigió a la cárcel 1580, ubicada en San Miguel del Padrón, para intentar de nuevo la entrega de la bolsa de comida destinada a su esposo.

“Me sale ese mismo oficial, el de la negativa por la mañana, con tremenda mala forma (…). Mandaron a una mayor; ella fue quien me recibió el jolongo, lo revisó y le pasó un trapo con cloro”, explicó González.

La pasada semana, una petición de indulto a favor de Portal Contreras fue dirigida al gobernante cubano Miguel Díaz-Canel, tras la falta de respuesta de las autoridades de la isla a varias demandas interpuestas por los abogados del preso político, entre ellas una revisión de causa y una solicitud de libertad condicional.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Silverio Portal Contreras es un activista afrocubano, apresado por expresarse contra las violaciones a los derechos humanos que a diario cometen las autoridades de la isla.

Fue condenado en julio de 2018, en un juicio a puertas cerradas, a cuatro años de privación de libertad. Ha sido reconocido como prisionero político y de conciencia por Amnistía Internacional y el Parlamento Europeo, y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos otorgó medidas cautelares en su favor.

Su salud se ha deteriorado progresivamente en prisión y ha sido víctima de golpizas y maltratos. Una de ellas, propinada por personal de seguridad, le dejó ciego de un ojo. A su esposa le niegan las visitas y el contacto con él desde junio del actual año.

El opositor padecía epilepsia e hipertensión antes de llegar a prisión, condiciones que se han visto agravadas con un infarto cerebrovascular, dos isquemias transitorias, la pérdida de la visión de un ojo tras una golpiza y la pérdida progresiva de la visión del otro luego de diagnosticársele una diabetes.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Ante todas estas arbitrariedades, opositores y activistas cubanos han desplegado una campaña en favor de su liberación, la cual ha logrado recoger más de 5000 firmas online y 3500 físicas dentro de Cuba.

Redactado con información de RTV Martí.

1 Comment

1 Comment

  1. Lucinda

    28/10/2020 at 6:26 pm

    Sólo queremos justicia y Libertad inmediata para todos los presos políticos y PROHIBIDO OLVIDAR

Deja un comentario

otras noticias

CUBA

A LA SALA DE LOS DELITOS CONTRA LA SEGURIDAD DEL ESTADO DEL TRIBUNAL PROVINCIALPOPULAR DE LA HABANA CUBADEMANDA DICE: Que en nombre del acusado...

CUBA

Eduardo Lázaro Queijas Falcon torturado en las prisiones cubanas hasta perder los dos ojos

CUBA

Este decreto ley ha sido creado con toda intención para utilizarlo como justificación a negar la entrada al país de las ayudas que son...

Copyright © 2020 Heraldo de Cuba