Connect with us

Hi, what are you looking for?

CUBA

Cuidado donde invierte su capital, Cuba es una trampa.

La invitación a invertir en Cuba no proviene de un acto de bondad altruista del régimen, sino de una necesidad imperante del dólar americano para mantener el poder.

23 de Junio 2020, Agustin Valentin Lopez Canino

Hace algunas horas escuche la noticia de las declaraciones Isidoro Malmierca, o más mierda para definir mejor. Este individuo es el dueño de todas las inversiones extranjeras dentro de Cuba, ya sean españolas, italianas, francesas, rusas o de otra nacionalidad. La invitación a invertir en Cuba no proviene de un acto de bondad altruista del régimen, sino de una necesidad imperante del dólar americano para mantener el poder.

 El sátrapa ha declarado, que, sin importar la condición cualquier ciudadano cubano nacionalizado o radicado en el exterior puede invertir en Cuba con las mismas garantías de un extranjero. Este miserable individuo aboga por los dólares norteamericanos, principalmente, para paliar la crisis del castro comunismo, sin tener que condicionar las relaciones comerciales de inversión con el respeto por los Derechos Humanos.

Estas pérfidas maniobras son practicadas usualmente por el régimen para mantener el poder que está por encima de cualquier acto de justicia para con el pueblo de adentro y de abajo, y no por discriminación con los cubanos del exterior, sino porque es el pueblo que está directamente al alcance de las garras dictatoriales.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Cálculo que al igual que las perversas actuaciones de otros Estados que han invertido en Cuba, habrá cubanos que carentes de escrúpulos y adsorbida su dignidad por la ambición de teóricas ganancias, querrán aprovechar la oportunidad de una mano de obra barata, condicionada a la servidumbre y sin derecho al reclamo y pondrán parte de su capital al servicio de la inversión extranjera, que es, al servicio de la dictadura, al servicio de la represión, de la exclusión de las minorías y de la violación colectiva de los Derechos Humanos.

Desde el 1959 cuando se adueñó Fidel Castro del poder por medio de la violencia, no han dejado de aprovechar estas oportunidades de inescrupulosas compañías he individuos, que llevados por las ambiciones de riqueza se hacen insensibles al sufrimientode nuestro pueblo y contribuyen a su explotación indiscriminada, esto se ha vuelto una costumbre de los países supuestamente “democráticos” que vienen a invertir en la dictadura.

 Así he visto actuar al gobierno español, al francés, al italiano, al canadiense por mencionar algunos, muchas veces haciendo inversiones que violan decretos internacionales. Tenemos vigente y visible en estos momentos y en las redes sociales el caso descubierto por el abogado Sergio Osmin Fernández. Demás esta expresar, que, en la mayor parte de los casos de cualquier inversión, no solo se contribuye a la violación de Derechos en Cuba, también estas corporaciones emplean capitales corruptos para efectuar lavado de dinero, donde no pocas veces son obtenidos del narcotráfico, el tráfico armas y el tráfico personas por mencionar algunos.

Siempre me ha molestado esta perversa actuación del régimen, pero hoy me molesta más, pues pasa esto de ser una burla, a una humillación para todo aquel que se sienta cubano, lo mismo de dentro que de fuera de la isla. Invitar a los expatriados, excluidos de su nacionalidad, expulsados como gusanera, lanzados al mar en éxodos suicidas, y convidarlos ahora salvar la misma dictadura que contribuyó a sus desgracias y que no ha dejado su esencia dictatorial, esto es más que ofensivo.

Advertisement. Scroll to continue reading.

No se puede aceptar, ni creer, que aparentemente ha beneficiado a estos condenados al destierro, pues han vivido libres y con ganancias materiales, en la realidad no es así, las heridas y el sufrimiento de las separaciones quedan en el alma de todos, y sus talentos y virtudes, si no hubiese sido por la revolución de Fidel Castro, se hubiesen desarrollado en su país contribuyendo al desarrollo, y de cierto que hoy tuviesen el doble del capital sin necesidad de tantas desagracias y sufrimientos.

Con bombos y platillos vi izarse la bandera cubana y norteamericana en la embajada estadunidense producto del restablecimiento de las relaciones entre los dos gobiernos, traicionando toda ética de respeto a los Derechos Humanos el partido demócrata de los EEUU bajo la presidencia de Barak Obama lograba un triunfo para la dictadura. Ese día fue muy triste para mí. Vinieron para el evento los mismos marines que la arrearon. Se gloriaban de que los mismos marines que la arrearon fueron los que la izaron. Se izó y se arreo bajo el mismo imperio de violaciones a los derechos y libertades. Los mismos abusos de poder por los cuales se arreo, permanecían cuando se izó nuevamente. Para un defensor de Derechos Humanos, para un amante de su patria libre, tal acto fue humillante.

Hoy la invitación a invertir a los cubanos del exterior asegurándoles las inversiones, es también una humillación ofensiva, un atentado al pudor y al honor de todo el que se sienta cubano en el exterior. Pero existe otro motivo importante. El castro comunismo nunca ha respetado las inversiones extranjeras en la isla, no en pocos casos han dejado de pagar deudas a inversionistas y lo continuará haciendo mientras el poder judicial este bajo el imperio del partido comunista por decreto constitucional.

Para garantizar la inversión extranjera en base a la justicia, tiene forzosamente que existir separación de poderes, lo que la constitución actual no permite, pues todo está bajo el control del Partido Comunista, único autorizado a gobernar inclusive por encima de la propia constitución. 

Advertisement. Scroll to continue reading.

Un punto más. Todas las inversiones contribuyen al mantenimiento del régimen. Todas son participes del delito de abuso de poder, de prevaricación, de latrocinio, de la exclusión a las minorías que en cualquier momento se convertirán en mayorías, esto, además de violar decretos internacionales de la Organización Mundial del Trabajo, aceptando el estado de servidumbre de la mano de obra, semi esclava, dentro de Cuba. Por lo tanto, los inversionistas están conscientes del delito que cometen y más temprano que tarde van a ser juzgados como está ocurriendo con varias compañías por la violación de la ley Helms Burton, solo, que en este caso no será por un tribunal norteamericano, sino por un tribunal cubano, hecho en Cuba y por cubanos libres, donde la sanción más probable sea el decomiso de las inversiones, pasándolas a manos de la Republica Libre de Cuba. No se asusten inversores extranjeros, pero créanlo, el tiempo de la ciega está cerca y se hará justicia sobre todos los cubanos y extranjeros que financian al régimen.

instale nuestra aplicación para Android

otras noticias

CUBA

el derecho a la información está contemplado en el artículo número 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos

CUBA

Nos adentramos en una de esas etapas reformistas que solo entretienen al pueblo, lo conservan en una guerra de todos contra todos, de cubano...

CUBA

La miseria que vive el país no ha sido importada sino engendrada y creada por el gobierno y el Partido Comunista

CUBA

Antes de la caída del campo socialista en la URSS, Polonia, Checoeslovaquia, Alemania, Bulgaria…, no sufrían del embargo, y permanecían capados los derechos del...

Copyright © 2020 Heraldo de Cuba