Connect with us

Hi, what are you looking for?

CUBA

EL CORDERO A SACRIFICAR

Al final los que van a la cárcel son los menos poderosos, que no tienen muchos recursos para defenderse, sobornar, o un padrino que los saque del bache y se convierten en campaña, una cacería de brujas donde muchos, hasta inocentes, son condenados mientras otros esperan durante años por un juicio en prisión

30 de Marzo del 2020

Al final los que van a la cárcel son los menos poderosos, que no tienen muchos recursos para defenderse, sobornar, o un padrino que los saque del bache

La situación existente en Cuba, donde el Estado es incapaz de cubrir las necesidades del pueblo, ve cada vez más ve deteriora la económica, por el bloqueo interno que hace más estragos que el externo, pone en jaque al gobierno haciendo que el pueblo cada día crea menos en la Revolución, que es como llaman al sistema.

Entonces hace falta buscar un culpable, un cordero para sacrificar, eso opera de manera cíclica. Ya sabeos que la culpa siempre la carga bloqueo americano, que no deja de ser un escollo en el desarrollo de las fuentes productivas en Cuba, y se mantiene como el lobo, utilizado por el gobierno para evitar un estallido social, aludiendo, que si como pueblo sales protestar a las calles, darias una excusa para una intervención de los americanos y a una guerra, guerra que sería una hecatombe para todos los quienes vivimos en Cuba.

Entonces ya se ha vuelto rutina, el pueblo quiere ver resultados concretos, que siempre son prometidos; mas nunca cumplidos, como dice un viejo dicho popular el hombre puede vivir derrotado, pero no sin esperanzas. ¿Cuáles son las herramientas a utilizar entonces?, bueno la idea que el gobierno está trabajando y no cruzado de brazos, siempre es una  gótica de ilusión que llena a millones de cubanos humildes, que no se resignan a vivir una vida de vicisitudes, a los que no pueden o no quieren emigrar, y que esperan de manera desesperada la mejora, que no acaba de llegar.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Todos nos damos cuenta que las medidas tomadas por el gobierno son cosméticas, y nada van a resolver, que estamos estancados en los años 70; ¿Pero ¿quién le pone el cascabel al gato? nadie se atreve a iniciar una verdadera reforma en la económica, mientras a la elite política no le convenga, unos de manera oficial, y otros porque muchos cubanos viven sin mucho esfuerzo, del invento y de las carencias. Revenden, roban o hacen los que sea para sobrevivir; es lo que se llamamos  “la lucha”.

Es entonces, que el estado en su desesperación, quiere hacer ver a la gran masa del pueblo que vive enajenada y confiada en su revolución que los cambios son Ya, y la cosas van a mejorar. Para eso es importante un gran aparato de recoger estado de opinión, que les permite estar actualizados de las situaciones más acuciantes, que más obstinan a la población, así por ejemplo el año pasado fue con la venta de materiales de la construcción, un producto altamente deficitario por la incapacidad productiva del estado, y destinado mayormente en grandes obras para turismo y la estructuras del poder como, por ejemplo, la tribuna antimperialista, recién remozada y con un alto costo en materiales.

¿Y cómo contentar al pueblo? es ahí donde entra a funcionar el cordero a sacrificar, consiste en buscar funcionarios y administrativos del Estado, muchos de los cuales son militantes del partido y altamente comprometidos, pero que el fondo son unos vive bien del comunismo, o por los menos unos sobrevivientes al sistema que viven acosta de las necesidades del pueblo, por supuesto solo los pejes intermedios, y los medio importantes, que puedan ser sacrificados, en operativos, o campañas altamente publicitarias, que los dan a conocer como los corruptos que tiene embarcado este país. Esos operativos político policiales calman la sed de sangre del pueblo y muestra al estado como un ente implacable contra la corrupción, que no tiene misericordia de nadie, que está actuando para luchar contra los que abusan del pueblo, esto sumando a una gran propaganda en los medios de prensa que intenta levantar la moral del humilde y sufrido pueblo de Cuba, genera la gota de esperanza que los mantiene confiando en la “Revolución”.

Al final los que van a la cárcel son los menos poderosos, que no tienen muchos recursos para defenderse, sobornar, o un padrino que los saque del bache y se convierten en campaña, una cacería de brujas donde muchos, hasta inocentes, son condenados mientras otros esperan durante años por un juicio en prisión preventiva y después de tanto tiempo hay que condenarlos por algo, o por lo que sea y entonces son presentados a la opinión pública como un escarmiento, y lavado de cara, con su sacrificio, en el nombre de la revolución que alarga su vida sin saber cuánto tiempo más; pero por mientras tanto gana un poco de tiempo pretendiendo contar con la simpatía y el apoyo popular.

Advertisement. Scroll to continue reading.

desde Cuba, Simón Dias

Advertisement. Scroll to continue reading.

otras noticias

CUBA

Eduardo Lázaro Queijas Falcon torturado en las prisiones cubanas hasta perder los dos ojos

CUBA

Este decreto ley ha sido creado con toda intención para utilizarlo como justificación a negar la entrada al país de las ayudas que son...

CUBA

Una vez que entre en vigor esta Resolución a partir del próximo 10 de diciembre en todo el país, la persona que vaya a...

CUBA

Los medios castristas insisten en seguir mintiéndole descaradamente al mundo y a los cubanos acerca del grupo de activistas en huelga de hambre y...

Copyright © 2020 Heraldo de Cuba