Connect with us

Hi, what are you looking for?

CUBA

EL COVID 19 Y CUBA

El pueblo siempre estuvo en la primera etapa para no morirse de hambre. ¿pero será que vamos verdaderamente hacia la recuperación?

8 de julio 2020, Opinión
Agustín Valentín López Canino

Plan El Canelón, o Plan Canaleta

Entre duras medidas de restricciones a la circulación, barrios en cuarentena, despliegue de tropas militares y cuantiosas multas a infractores son algunas de las acciones tomadas por el gobierno con vistas a controlar la epidemia; entre el hambre y las necesidades, Cuba comienza la etapa de recuperación, pero no específicamente de la pandemia, sino del desorden social y de la corrupción engendrada y cultivada por el Castrocomunismo.

Por lo regular Fidel Castro cuando comenzaba “algun plan para equilibrar su justicia social”; porque nunca fue la justicia social para el pueblo, sino la suya en base a mantener el poder, el le colocaba un nombre a cada uno de sus planes maléficos, recuerdo algunos: El plan Maceta; donde las fuerzas represivas combinadas de la PNR, G2 y el MININT allanaban las casas de cualquier ciudadano próspero y emprendedor que había logrado elevar su estatus económico, se apoderaban de sus propiedades acusándolo de contrabandista, acaparador, estafador o cualquier otra causa “delincuencial” y lo llevaban a la cárcel dejándolo sin nada.

En este proceder los militantes del partido disfrutaban de inmunidad diplomática; por lo general para hacer un allanamiento a un militante había que estar muy claro de su fechoría. Los órganos de represión estaban obligados a pedir permiso al núcleo del partido al cual pertenecía, después al núcleo del partido de la policía y quizás otros tramites más y entonces al cabo de todas estas gestiones, proceder con mucha cautela; el Partido Comunista no se podía desprestigiar.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Otro de los famosos planes fue: la rectificación de errores, donde el dictador se endiosaba con el culto a la personalidad, pues él no cometía errores, porque el poder absoluto no comete errores.

Plan piyama: donde los funcionarios corruptos eran suspendidos de su cargo, pero no pagaban los daños a la economía, solo los enviaban a su casa a dormir una siesta, disfrutando de las ganancias obtenidas hasta que todo se aplacara y así sucesivamente, numerosas etapas de su “revolución” han sido identificadas por distintos nombres, unos oficiales y otros colocados por la población según las acciones de las fuerzas represivas ordenadas por él máximo líder y su gobierno.

Quizás a esta etapa le colocaremos: el COVID 19 un contrarrevolucionario más vencido, o COVID revolucionario, pero creo que les he colocado muchas letras, mejor utilizamos en honor al “presidente” Plan El Canelón, o plan Canaleta como se nombra una de las cárceles de Cuba.

Todas las acciones atentaban contra la libertad y los derechos aparentando ser en beneficio para el pueblo, pero ha quedado claro que solo eran para mantenerse en el poder.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Hoy supuestamente y después de 60 años Cuba tiene un nuevo “presidente”, que por supuesto lo creó la revolución de Castro y también quiere mantenerse en el poder, o poco a poco ejercer el cargo que representa, pero aun aparentando continuar la revolución de Fidel Castro se ha percatado que la corrupción engendrada y sostenida por la revolución de Castro hace que peligre el poder más que la gran potencia del norte. Se ha percibido que la empresa privada de la forma en que se desarrolla, desarticula la economía del Estado y da al traste con el poder político y que ha creado un sistema de comercio subterráneo que parasita el comercio estatal y hace un fraude de todos los cálculos, fantaseando una economía que no existe.

Bueno; estaba escribiendo sobre el coronavirus y he saltado a la crisis económica y política, parece algo con poca lógica, pero no señores, es que la pandemia ha puesto bien en claro el más grave de los problemas, ha sacado a la superficie el lodazal gubernamental la corrupción “revolucionaria”, ejecutada por fieles revolucionarios fidelistas muy “políticamente” correctos, y con el carnet rojo del partido en sus bolsillos, únicos autorizados a gobernar la nación mediante decreto constitucional. Precisamente, los causantes directos del desajuste, del desorden social y del fracaso del castrocomunismo. La pandemia parece estar controlada, y el “presidente” se muestra complacido. El pueblo “resistió” y demuestra que es capaz de morir sin levantar la cabeza.

¿Qué hará ahora el presidente con toda esa caterva de delincuentes políticamente correctos, con esa mayoría de la empresa privada enriquecida producto de la corrupción, desviando y robando las sobras del poder que el Estado destina para los cubanos de Adentro y de Abajo? ¿Tendrá buenos “revolucionarios” capaces de resistir el soborno, la tentación del dinero, el lucro y la comodidad? ¿Habrá un sistema judicial competente para juzgarlos sin prevaricar o lo harán prevaricando como lo hacen contra el pensador diferente a la ideología gubernamental, contra el activista sin carnet del partido y que reclama los derechos que por condición humana le corresponde?

Vuelvo al coronavirus, hemos entrado en la primera etapa de recuperación, bueno yo diría que la segunda o tercera. El pueblo siempre estuvo en la primera etapa para no morirse de hambre. ¿pero será que vamos verdaderamente hacia la recuperación? ¿Estará obligado el “presidente” a destruir la obra del castrocomunismo para controlar el poder y mantenerse en él y hacer progresar el país? ¿se habrá percatado el presidente que las miserias que padecemos no son consecuencia del embargo, del capitalismo o de los cubanos exiliados? ¿tendrá el valor para romper con la estigmatización revolucionaria, con el fetichismo comunistoides? Vuelvo a la pandemia, que con represión o sin ella está bastante controlada. Después que el gobierno cometió el error de dejarla entrar libremente, puso énfasis en controlarla y en parte lo ha logrado, más que por bondad por miedo. Éxitos para Díaz Canel en su obra de disciplinar la revolución de Castro, que solo supo violar derechos, pero no crear disciplina.   

Advertisement. Scroll to continue reading.

Instale nuestra APP y lea las noticias sin conexión dentro de Cuba

otras noticias

CUBA

A LA SALA DE LOS DELITOS CONTRA LA SEGURIDAD DEL ESTADO DEL TRIBUNAL PROVINCIALPOPULAR DE LA HABANA CUBADEMANDA DICE: Que en nombre del acusado...

CUBA

Eduardo Lázaro Queijas Falcon torturado en las prisiones cubanas hasta perder los dos ojos

CUBA

Este decreto ley ha sido creado con toda intención para utilizarlo como justificación a negar la entrada al país de las ayudas que son...

CUBA

Una vez que entre en vigor esta Resolución a partir del próximo 10 de diciembre en todo el país, la persona que vaya a...

Copyright © 2020 Heraldo de Cuba