Connect with us

Hi, what are you looking for?

CUBA

El futuro para CUBA, salvarla por encima de nuestras egolatrías.

Estamos dentro de un poder necio, una juventud desorientada, además de una emigración con tantas secuelas de amargura, sufrimiento y dolor

12 de julio 2020, Agustín Valentín López Canino

Tenemos un gobierno aferrado al poder, ciego a la razón de la justicia, la libertad y el derecho, viejo, necio y testarudo, la necedad y la testarudez no les proviene de los años, sino de la incapacidad para concebir la evolución, reconocer los equívocos y considerar que el pueblo, la patria y la nación son mucho más que una doctrina o ideología, esto ha traído la fatal consecuencia de una juventud con ideologías circunstanciales, desprovistas de una convicción y con una conciencia social distorsionada al compromiso del amor; de valores superfluos, donde el latrocinio, la mentira , la hipocresía y la ausencia de una ética al respeto por la dignidad humana se han hecho cultura de vida, si la crisis económica es profunda la espiritual lo es más . Esta juventud, no por deseo, sino por no concebírsele un espacio para ello, permanecen al margen de su responsabilidad social como ciudadano, sobreviven con la esperanza de la emigración casi como una meta, y no la emigración hacia los EEUU sino a cualquier nación. Conciben la existencia como unos sobre otros buscando una mejoría económica, ascender en el nivel de vida, sin ni siquiera cuestionar el método para lograrlo por denigrante, vil o abominable que sea, no miran a los lados para levantar al caído, sino en busca de algún beneficio.

Nuestra Cuba está hecha pedazos como patria, pueblo y nación, porque las patrias los pueblos y las naciones, se componen de una moral, una honra y un honor, que determinan un concepto fijo de su dignidad que las prestigia en su historia; yo por lo menos solo veo en Cuba un retazo de todo esto, porque no creo en el deseo de emigración, no creo que el internacionalismo como una forma de adquirir derechos a medias como mendigos incentivado por prebendas, no creo en la ansiosa búsqueda de otra nacionalidad para adquirir derechos que por condición humana nos pertenecen, corresponda esto a la dignidad de una nación y su ciudadanía de un pueblo y su decoro de una patria y sus patriotas. Parece este el presente y no deja de ser también el futuro y por ello estoy aquí.

Estamos dentro de un poder necio, una juventud desorientada, además de una emigración con tantas secuelas de amargura, sufrimiento y dolor que solo un milagro los haría saltar de la lastima a la compasión para adentrarse en Cuba como patria y no en lo que pueda proporcionar como país. Nosotros los cubanos estamos muy enfermos, pero además de enfermos, desnutridos de sabiduría aun poseyendo conocimiento e inteligencia.

Advertisement. Scroll to continue reading.

No veo personal capaz de controlar la economía, la política y la sociedad con equidad, desgraciadamente el desequilibrio con el mundo circundante va más allá de lo virtual, la diferencia evolutiva es casi abismal, pero lo más grave no es la materialización de esa diferencia, sino que existe un desfasaje entre la cultura y la razón, entre la realidad y la sensibilidad para percibirla, no como colectivo presionado al populismo, sino como ser social independiente dotado de una conciencia que exige responsabilidad social independientemente, sí trae beneficio personal o no.

Nuestra Cuba sirve para todo, menos para hacernos cubanos, aunque nos enorgullecemos todos cuando utilizamos la palabra cubania, nos hemos convertido en trapos para remendar descosidos del mundo, mientras nuestros descosidos crecen y se pudren hasta hacernos vestir como harapientos.

El país ha sido libre como estado, soberano como dictadura, independiente como poder y así hemos concebido el imposible de un estado rico con un pueblo pobre, también es imposible determinar independencia y soberanía para una nación cuando sus ciudadanos se dejan de comportar como tales y su espacio solo se concibe entre grilletes y cadenas.

En realidad, ¿qué patria tengo? Una partida de viejos inútiles (lo inútil no es por lo viejo, sino por lo necio, la vejez solo consolida la necedad) gobernando con un partido inepto para el progreso, con un programa que más que antidemocrático es contra democrático; varias generaciones que ya decepcionadas, obstinadas y aburridas de falacias y subterfugios su mayor deseo es ser emigrante o conquistar otra nacionalidad, concibiendo como gloria esta denigrante forma de obtener derechos, porque han perdido las esperanzas, además de una diáspora que muere de añoranza y el resto de pueblo cuyo mayor honor es denigrarse para sobrevivir.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Patria es el país donde se nace y del cual se posee una nacionalidad, más allá de los términos literales, ¿es Cuba una patria o un feudo? Para mí son los restos de una patria, cuando me refiero a ella así, es solo, porque esos restos los uno dentro del corazón.

Agustín Valentín López Canino

Instale nuestra APP y lea las noticias sin conexión dentro de Cuba

otras noticias

CUBA

se alió a cuanto fullero había en el escenario político y electoral, para contar los votos

CUBA

se intentó desacreditar a este grupo de jóvenes valientes, con la cobardía de la mentira

CUBA

"Mañana él vendrá y hablará con ustedes de todo lo que ha pasado, él les contará"

CUBA

patente de corso a los matones del comunismo, que les permitiría el uso de la violencia “por todos los medios, incluyendo la lucha armada”

Copyright © 2020 Heraldo de Cuba