Connect with us

Hi, what are you looking for?

CUBA

El tema emocional en cuba es protagónico.

El sistema de vigilancia difunde de manera continua el miedo a revelarse. Ya es hora de vencer ese miedo que nos consume. El miedo devora el alma.

No tengas miedo

25 de noviembre 2020, Mary

Necesitamos tener la mayor cantidad de herramientas y la mayor cantidad de información, para manejar emociones absolutamente reales como el miedo, el estrés, la frustración y la ansiedad que tienen un solo objetivo, lograr la depresión colectiva como resultado de todos estos conceptos previamente nombrados. Cómo llegamos allí, sino a través de un plan muy bien construido.

El menos sorprendido de cómo ha reaccionado el pueblo cubano en estos 60 años de revolución ha sido el régimen, que trabaja con mucha disciplina para generar un estrés postraumático en la sociedad cubana a través de la política de intimidación que trae como resultado la negación y adormecimiento que es como anestesiar a una sociedad. Esto es fundamental cuando hablamos de psicología creada en un laboratorio político.

Es importante que los cubanos nos conectemos con un propósito, que sepamos como ciudadanos quiénes somos, qué estamos buscando, como sociedad qué es lo que queremos, teniendo claro un concepto que en la psicología es fundamental y es el trabajo en equipo.

Advertisement. Scroll to continue reading.

La gran pesadilla del trabajo en equipo es cuando en lugar de cumplir con mí rol, busco ser importante ya que la enfermedad del yo es la destrucción del nosotros. Hay cosas que debemos seguir aprendiendo en esta dinámica y es que, si nos continúan doblegando como unidad de conciencia y no como estructura colectiva, nadie les podrá quitar el poder y nada cambiará en Cuba. Tenemos que ser una sociedad menos emocional, más estratégica y táctica. Esto no solo se refiere a la ciudadanía sino a los líderes y medios de comunicación, todos tenemos que coincidir, porque las batallas se ganan con estrategias, tenemos que enfocarnos en la unidad porque en la unidad está la fuerza.  Es importante que cada uno de nosotros entendamos que somos el 10 % de los que nos pasa y el 90 % de como reaccionamos ante lo que nos pasa.

El estado necesita mantener al pueblo en un sentimiento de angustia y de victimización permanente, porque lo que el gobierno necesita, es que el pueblo lo necesite para sentirse menos culpable del confort, del lujo en el que viven los gobernantes que predican igualdad.… el estado no quiere que el pueblo tome parte de sus decisiones, solo concibe su futuro dependiendo totalmente del estado, una manera de limitar sus aspiraciones y de frenar el éxito.

Es posible que estemos tan condicionados a nuestras vidas diarias, tan amarrados a la manera en que nos han creado nuestras vidas, que creemos no tener ninguna otra salida.  Esto es como suponer, o admitir que el valor de una pintura depende del pincel que se utiliza y no del artista que la realizó.

Hoy muchos cubanos somos muy sensibles a cuanto se relaciona con nuestra libertad. La reclamamos con energía porque deseamos disponer de iniciativas para configurar nuestra vida y decidir nuestro destino. Al actuar así, procedemos rectamente, pues la libertad constituye un valor.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Para defender nuestra libertad, prestamos atención a los medios de comunicación social a fin de informarnos debidamente y situar a los poderes públicos bajo los focos de una vigilancia constante. Pero ¿nos damos cuenta de que tales medios tienen recursos sobrados para manipularnos y reducir al máximo nuestra capacidad de pensar, sentir, querer y decidir por nuestra cuenta? Aunque vivimos en un régimen que dice ser socialista y democrático, vivimos sin libertad. Pero si nos callamos ante esta injusticia, lo único que hacemos es construir nuestras propias cárceles.

Si nos adherimos a lo que dicen nuestros gobernantes sin tener razones para ello, nos vemos reducidos a una condición gregaria, entramos en el grupo de quienes no piensan ni deciden por su cuenta, sino que actúan al dictado de otros.

Cubanos poco inteligentes se mantienen satisfechos con lo que el gobierno haga con ellos, aunque le afecte directamente y son fieles al sistema corrupto… se quedan inmóviles frente al caos… Pero quién nada arriesga, nada tiene derecho a esperar.

La Historia nos enseña que, si un modo de pensar es adoptado y mantenido como programa inalterable por un partido político, se carga de una fuerte dosis de emotividad, pero pierde de día en día su poder de persuasión. No parece tener más salida que imponerse coactivamente de modo dictatorial, o infiltrarse en la opinión pública de forma dolosa, mediante los recursos de la manipulación. Nuestros gobernantes como legítimos manipuladores, sacan amplio partido del poder que encierra el término talismán, cargándose de un prestigio especial de forma que nadie osa ponerlos en tela de juicio. Saben que, al introducirlos en discursos, como los que pronunciaba Fidel Castro, el pueblo queda intimidado, no ejerce su poder crítico, y acepta ingenuamente lo que se le proponga. Todo esto se ve claramente cuando se reflexiona. Pero estos demagogos, tiranos, que desean conquistar el poder por la vía rápida de la manipulación, operan con extrema celeridad para no dar tiempo a la gente a pensar, a reflexionar sobre cada uno de los temas. Por eso no se detienen nunca a matizar los conceptos y justificar lo que afirma; lo da todo por concebido y lo expone con términos ambiguos, faltos de precisión. Ello le permite destacar en cada momento el aspecto de los conceptos que le interesa para sus fines. Cuando subraya un aspecto, lo hace como si fuera el único, como si todo el alcance de un concepto se limitara a esa vertiente. De esa forma evita que la gente a las que se dirige tengan suficientes elementos de juicio para clarificar las cuestiones por sí mismas y hacerse una idea serena y bien aquilatada de las cuestiones tratadas. Al no poder profundizar en dicha cuestión, los cubanos nos hemos dejado arrastrar como árboles sin raíces que se los lleva cualquier viento, sobre todo si éste sopla a favor del socialismo. Para facilitar su labor de arrastre y seducción, estos manipuladores halagan las tendencias innatas de las gentes y ciega en lo posible su sentido crítico.

Advertisement. Scroll to continue reading.

El objetivo de la política revolucionaria en Cuba ha sido crear una sociedad en la que las personas por iniciativa propia sigan las normas revolucionarias, normas creadas para esclavizarnos.

El sistema de vigilancia difunde de manera continua el miedo a revelarse. Muchos tienen amigos o familiares a los que les ha pasado algo malo debido a sus ideas políticas. Por este motivo este pueblo ha soportado tanta calamidad y opresión. Ya es hora de vencer ese miedo que nos consume. El miedo devora el alma. Pero el alma siempre termina por vencer al miedo.

Tú eres cubano, llénate de valor y defiende tu criterio, atrévete a vivir como persona. Si no estás de acuerdo con lo que has vivido hasta hoy en Cuba. No te marches, únete a los que ya están protestando, usa tus redes sociales. No tengas miedo.

Es tiempo de despertar ¡Unamos nuestras fuerzas, nadie nos podrá detener!
Advertisement. Scroll to continue reading.
Click to comment

Deja un comentario

otras noticias

CUBA

A LA SALA DE LOS DELITOS CONTRA LA SEGURIDAD DEL ESTADO DEL TRIBUNAL PROVINCIALPOPULAR DE LA HABANA CUBADEMANDA DICE: Que en nombre del acusado...

CUBA

Eduardo Lázaro Queijas Falcon torturado en las prisiones cubanas hasta perder los dos ojos

CUBA

Este decreto ley ha sido creado con toda intención para utilizarlo como justificación a negar la entrada al país de las ayudas que son...

Copyright © 2020 Heraldo de Cuba