Connect with us

Hi, what are you looking for?

CUBA

Guillermo «Coco» Fariñas Hernández. La visión de un hombre para una nueva Cuba

Ellos prefieren que estos jóvenes que, en Cuba, pueden convertirse en opositor se vayan y al irse se ha convertido en una persona que va a mandar remesas, que va a venir y va a gastar el dinero en los hoteles, en los establecimientos de las fuerzas armadas. Y realmente esa rebeldía se convierte en ganancia financiera

5 de Mayo 2020, Laureano Couso

Días atrás y aprovechando que se encuentra en estos momentos en los Estados Unidos, a espera de la reapertura de vuelos, para regresar a Cuba, tuvimos el privilegio de entrevistar a Guillermo «Coco» Fariñas Hernández, y conocer, de primera mano, la visión de este incansable luchador por la democracia en Cuba.

Couso: Buenas tardes Fariña y gracias por la entrevista y por su tiempo; la primera pregunta es una pregunta casi obligada. Días atrás salió publicado en las redes sociales una denuncia aparentemente de su organización contra Ricardo Linares García, acusación de ser un miembro infiltrado a la seguridad del Estado cubano. Quisiéramos poder corroborar con usted si esa acusación es realmente cierta, o es una desinformación generada por los órganos del Ministerio del Interior para generar una imagen de división dentro de la oposición cubana.

Fariñas: Ya hemos emplazado a los agentes infiltrados Ramón Jiménez Arencibia y Linares, porque existen informaciones entregadas al FBI, como por ejemplo vídeos, y vemos que no ha pasado nada y como no poseemos una actitud Neo Plattista, hemos decidido actiar nosotros y vamos a continuar sacando fotos y vídeos de los mencionados y otros, pero a los traidores no se les puede permitir formar parte de una Mesa de Diálogo.

Couso: Fariñas Mucho se ha hablado que a la caída de la dictadura se debía retomar la Constitución de los años 40. En muchos puntos esta Constitución del 40 se encuentra, hoy por hoy, obsoleta y también en otros muchos puntos seguiría, ¿o podría seguir siendo válida? En su opinión personal, usted cree que debiéramos recomenzar una nueva Constitución en Cuba desde cero, ¿o podríamos tomar como punto de partida, cuando llegué, la democracia a la isla la Constitución de los años 40?

Advertisement. Scroll to continue reading.

Fariñas: Aunque el FANTU acepta una transición basada en la Constitución del 40, no nos podemos comprometer a que esta sea aplicada, ya que dentro de Cuba existen otras agrupaciones hermanas, que no la aceptan y en el caos que generará un transición, el FANTU hará, lo que la mayoría de las fuerzas democráticas acuerden hacer.

Couso: Entonces usted es el pensamiento de muchas personas de que un cambio en Cuba pasa por un estallido social espontáneo. Es decir, como la situación que el país está viviendo en este momento, ¿que se ha convertido en un polvorín y que podría producir un estallido social, como ocurrió en el año 94?

Fariñas: Sí, nosotros siempre como organización hemos aspirado al estallido social. Nosotros no creemos en la buena voluntad del gobierno cubano. No vemos posible que el gobierno cubano sea capaz de reconocer sentarse a conversar con la oposición en Cuba. Por eso aspiramos a que se sienten a debatir, cómo se va a poner en juego el nuevo gobierno provisional cuando haya un estallido social. Aspiramos a lo que ocurrió en la República de Checoslovaquia, por ejemplo, cuando comenzó el estallido social, los opositores conocidos fueron arrestados o encarcelados, retenidos en sus casas y a los 11 días la misma seguridad del Estado de Checoslovaquia llego y les dijo, vayan para la plaza de Wenceslao, miren a ver si tranquilizan esa gente que están ahí y vamos a empezar a negociar. Yo creo que como único ellos van a negociar es bajo la presión de la gente estén en la calle

Couso: La historia siempre ha demostrado que ninguna tiranía, ninguna dictadura se ha sentado a negociar voluntariamente. Eso ha quedado siempre demostrado. Lo demás solamente son buenas ideas y buenas intenciones. ¿En el nuevo renacer de Cuba sería partidario de un gobierno presidencialista, o un gobierno parlamentario?

Advertisement. Scroll to continue reading.

Fariñas: Bueno, yo sería partidario de un gobierno presidencialista. O sea, seguir las tradiciones democráticas nuestras. Eso fue la tradición que asentaron nuestros padres fundadores en el año 1901 y yo pienso que debíamos hacer referencia a esto.

Couso: Una pregunta obligada, en el futuro de Cuba qué se debiera hacer, o qué acciones tomar con todos los altos cargos del gobierno cubano actual, ¿que han reprimido al pueblo por más de 60 años? ¿El día que llegue la democracia en Cuba, amnistía o cárcel después de un juicio?

Fariñas: Yo me he leído las transiciones y yo personalmente me voy por la transición sudafricana. Yo pienso que independientemente de que hayamos tenido pérdidas, hemos sido golpeados, hasta violado y vejados. Yo creo, que debemos saber perdonar mientras no haya muertes. O sea, creo que los únicos que deben ir a prisión son los que se demuestre que fueron asesinos. Ahora, creo que lo más importante, no es eso que se va a hacer en ese momento, sino que propondría una ley como varios países del antiguo campo socialista de Europa oriental, donde los represores, no tienen que ser solo los represores uniformados, pueden se represores de cargo como CDR, FMC o del ministerio de salud pública al Ministerio Educación, o sea, todo el que le hizo el juego al régimen, para que durante 25 años no tenga derecho a ocupar ningún tipo de cargo público y esto también yo lo reforzaría, con qué , para el caso de cualquier represor del tipo fuera, pueda seguir conviviendo si no tiene las manos manchadas de sangre, si no asesinó a nadie, tenga que confesarlo ante un tribunal de conciencia, para que estas confesiones queden para las nuevas generaciones y los nietos, los hijos y los vis nietos de estas personas y se sientan avergonzados de las cosas hicieron, no es condenarlos, sino que sean capaces de reconocer el daño que le hicieron a sus conciudadanos y si no tienen las manos manchadas de sangre, bien pueden ir a trabajar sin ocupar cargos públicos por 25 años. Esa es la visión que yo tengo en una transición, si dependiera de mi yo lo hiciera.

Couso: Fariñas En el caso de fallecimiento de Raúl Castro y Ramiro Valdés estamos hablando que ambos son octogenarios yambos siguen siendo los dos últimos hombres fuertes de la vieja guardia que se mantienen en Cuba. Porque Machado no tiene esa posición política tan fuerte, aunque es el segundo secretario del PCC. En caso de fallecimiento de Raúl Castro y Ramiro Valdés. ¿Qué ocurrirá en Cuba?, ¿habrá, a su entender, una pugna por el poder entre los militares que queden y los altos cargos y generales del Comité Central que queden?, ¿O a Díaz-Canel no le quedará otra opción que hacer una transición hacia la democracia?

Advertisement. Scroll to continue reading.

Fariñas:

Bueno, en primer lugar, yo no estoy de acuerdo con esta afirmación que usted hace, la información que tenemos es distinta. La revolución cubana se solidificó en dos grupos de poder. El grupo de Fidel, que siempre se le llamó el grupo circulo de MOMPIÉ . Porque Fidel se logra consolidar dentro del movimiento 26 de julio tras el fracaso de la huelga del 9 abril y es donde él, le logra quitar el poder a los miembros del llano de la dirección nacional del 26 Julio. Es en una reunión que hubo en los Altos de MOMPIÉ y a partir de ahí, ese grupo, siempre, se ha llamado Círculo de MOMPIÉ , que eran los que estaban en función de Fidel Castro. Había un grupo más pequeño que generalmente se fusionaba alrededor de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, fundamentalmente alrededor de Raúl Castro y a ese, otro grupo, de poder siempre se le dominó en las altas esferas: como el círculo de la VALLA. Porque todos esos generales, o ex generales, les gustaba resolver los problemas de Estado jugando gallos.
A partir de 1989, empieza, con el cambio de General Abrantes y el fusilamiento de Ochoa. La ocupación del ministerio del interior, por parte del ministerio de las FAR. Comienza un trabajo de desplazamiento, poco a poco, porque estaba todavía Fidel Castro vivo, del circulo de MOMPIÉ al círculo de la VALLA. Fundamentalmente ellos se centraron en el turismo y a partir de ahí comenzaron a ir tomando distintas esferas de importancia dentro del país, desde la dinámica del poder. Fidel por supuesto, se fue deteriorando. Creemos que ya a partir del año 2008, es desplazado el circulo de MOMPIÉ de manera total. Actualmente no queda nadie del círculo de MOMPIÉ en un cargo importante, todos han sido reubicados y hay un proceso, que es la consolidación del círculo de la VALLA. Ahora, no es Raúl, la figura más más dinámica en el círculo de la VALLA. Se ha dividido en dos, o sea uno que es la familia de Raúl Castro. Y otro que son los cuatro generales de tres estrellas que manejan una serie de esferas muy importantes. Hay dos enlaces entre estos dos círculos de poder, que son el general Francisco Paco Arias Fernández, secretario ejecutivo de Raúl Castro y de manera informal, el general de brigada Luis Alberto Rodríguez López Calleja, que interactúa con los círculos por su posición de, ser él, quien lleva las finanzas de los dos círculos. Ahora aquí hay una pugna que ya empezó. Diríamos que alrededor de hace seis años que los generales, no se van a fusionar ni al hijo de Raúl Castro, ni al yerno de Raúl Castro, ni al nieto de Raúl Castro, cada uno de ellos tiene su posición muy específica. El hijo de Raúl Castro es quien maneja todos los órganos de inteligencia que hay en el país, tanto de nivel militar, a nivel de orden interior y a nivel de partido, porque el partido también tiene su departamento de inteligencia. Ellos tampoco se van a dejar manipular, ni se han dejado manipular por Rodríguez López Calleja, que maneja las finanzas y las cuentas de la mal llamada revolución cubana. Tampoco se están dejando manipular por el nieto de Raúl Castro, que al estar al frente de la dirección de seguridad personal, tiene la responsabilidad de lograr determinar cuáles son los dirigentes desde el nivel municipal, hasta los de las más altas esferas, si tienen tendencia de infidelidad, de traición y demás. Para eso está hecha desde esa dirección. Los generales Álvaro López Miera, Joaquín Quinta Sola, Ramon Espinosa Martín, Leopoldo Cinta Frías, exigieron que como la familia de Raúl Castro había puesto, en ese lugar, a Miguel Díaz-Canel. Ellos tenían derecho, a exigir, poner a un agente de ellos como Primer Ministro y por eso pusieron a Marrero Cruz como, que es un coronel muy cercano a estos generales porque fue ayudante personal de uno de los generales formaba parte de ese grupo y, que ya murió, el general Julio Casas Regueiro. O sea, lo que le estoy diciendo es la dinámica de enfrentamiento, ahora, el circulo de la VALLA se dividió en dos, una parte de la familia y una parte son los generales, y los generales estratégicos que nunca estuvieron involucrados en temas de lucha guerrillera, ni de represiones directa contra los opositores, porque fueron generales que se dedicaron en los primeros años de la revolución a estudiar en las distintas academias de la unión soviética, a la guerra en el exterior, a ganar prestigio militar. Entonces por eso nosotros lo llamamos generales estratégicos, que no es el caso de otros generales tácticos que sí tienen las manos manchadas de sangre y violación de derechos humanos, dentro de Cuba.

Couso: Entonces, Marrero Cruz para usted sería el freno de mano puesto para Díaz Canel en caso de fallecimiento de Ramiro Valdés y Raúl Castro.

Fariñas: Ramiro Valdés no tiene ninguna confianza del gobierno. Ramiro Valdés está más vigilado que Bertha Soler, o José Daniel Ferrer, o Félix Navarro, o cualquier otro. O sea, Ramiro Valdés no es confiable, recuerda que Ramiro Valdez era el adversario natural de Raúl Castro, desde México. Siempre hubo problemas entre Raúl y Ramiro. Porque Raúl Castro no sabía dónde estaba Fidel y Ramiro sí. Porque Ramiro trabajaba con los pistoleros que le había asignado el expresidente Lázaro Cárdenas a Fidel Castro, para poderlo protegerlo.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Couso: Una última pregunta. ¿Cree usted que la juventud en Cuba sigue teniendo el temor de promover un cambio radical del sistema político en Cuba?

Fariñas: No, yo no pienso que la juventud tenga miedo, la juventud es muy rebelde. Lo que pasa es que, hasta ahora, han tenido un escape que se llama Estados Unidos de América. Entonces, de complicarse la vida, ellos prefieren irse para el exterior. Y estoy diciendo que esto forma parte de una estrategia de la dictadura neo castrista. Nosotros tenemos un análisis de que, más o menos, entre 14 y 17 años. Siempre hay un momento de estampida que el gobierno ha propiciado. Estamos hablando desde 1965 en Camarioca, en el 80 el Mariel, el 94 en la Base Naval de Guantánamo y ahora se está produciendo una estampida silenciosa a través de Centroamérica, que hasta cierto punto se ha parado. Se paró primero la frontera mexicana estadounidense y ahora una la situación de la pandemia. El virus de Wuhan, yo me niego a llamarlo COVID-19, porque se está obviando de donde es, muy sutilmente, por parte de la OMS para que China no parezca ser culpable. Ellos prefieren que estos jóvenes que, en Cuba, pueden convertirse en opositor se vayan y al irse se ha convertido en una persona que va a mandar remesas, que va a venir y va a gastar el dinero en los hoteles, en los establecimientos de las fuerzas armadas. Y realmente esa rebeldía se convierte en ganancia financiera para el ministerio de las fuerzas armadas. Por eso ahora, al estar cerrado todos los caminos para poder salir del país, ellos están muy nerviosos. No por gusto están tan represivos, porque ellos, ahora no pueden presionar a nadie para que se vaya a ningún lado, porque no lo van a recibir en ningún país. No hay vuelos internacionales. Y ahora, la situación a nivel de país, está, que el aparato de control y represión social no es capaz de sacar hacia el exterior la presión social y el descontento social, entonces, por eso, estamos en un momento crucial de la historia de Cuba, porque ya el ex presidente de los Estados Unidos, se había dado cuenta de que dejando salir a la juventud, bajaba la presión social dentro de Cuba y tomo un grupo de medidas. Y ahora esto se ha acentuado.

otras noticias

CUBA

Eduardo Lázaro Queijas Falcon torturado en las prisiones cubanas hasta perder los dos ojos

CUBA

Este decreto ley ha sido creado con toda intención para utilizarlo como justificación a negar la entrada al país de las ayudas que son...

CUBA

Una vez que entre en vigor esta Resolución a partir del próximo 10 de diciembre en todo el país, la persona que vaya a...

CUBA

Los medios castristas insisten en seguir mintiéndole descaradamente al mundo y a los cubanos acerca del grupo de activistas en huelga de hambre y...

Copyright © 2020 Heraldo de Cuba