Connect with us

Hi, what are you looking for?

CUBA

La periodista Camila Acosta desalojada de su alquiler por quinta ocasión en menos de ocho meses

Por quinta ocasión en menos de ocho meses, la policía política del régimen cubano deja en la calle a la periodista independiente Camila Acosta, después de que ejerciera presiones sobre la dueña de la vivienda en la que se encontraba alquilada de manera legal desde hace dos meses.

20 de octubre 2020

La Seguridad del Estado vuelve a ejercer prisión para dejar en la calle a la reportera independiente.

Por quinta ocasión en menos de ocho meses, la policía política del régimen cubano deja en la calle a la periodista independiente Camila Acosta, después de que ejerciera presiones sobre la dueña de la vivienda en la que se encontraba alquilada de manera legal desde hace dos meses.

«Debo desalojar la vivienda en menos de 24 horas. Acólitos de la Seguridad del Estado cubano advirtieron a la propietaria por alojar a una periodista independiente«, anunció Acosta en un mensaje en su cuenta en Twitter.

En una directa desde el perfil de Facebook de CubaNet, donde escribe, la reportera explicó lo sucedido, otro capítulo del hostigamiento contra ella y el periodismo independiente.

«La dueña muy apenada» le comunicó a Acosta que recibió la visita de «varios factores«: representantes de la Federación de Mujeres Cubanas, el Comité de Defensa de la Revolución (CDR) e incluso de la Asociación de Combatientes, todas bajo control del Gobierno.

Advertisement. Scroll to continue reading.

«Le fueron a advertir a esta señora de la persona que ella tiene rentada hace dos meses en su vivienda: periodista independiente, gusana, mercenaria, toda esa serie de calificativos«, explicó Acosta.

«Ella dice que trató de defenderme porque esto es realmente un alquiler legal. No hay ninguna ley en cuba que diga que no se le puede alquilar una habitación, una vivienda, a un periodista independiente, pero simplemente la amenaza estaba de manera subliminal y ella no tuvo más remedio que venir a decirme que este martes 20 de octubre debo desalojar esta vivienda«, añadió.

«Yo no tengo para donde ir. Yo vivo alquilada en La Habana hace unos cuatro años, cuando comencé a trabajar como periodista en Cubanet«, lamentó.

«Hace 14 meses aproximadamente que comenzaron esta serie de agresiones por parte de la Seguridad del Estado. Lo primero fue ‘regularme’ arbitrariamente, estoy entre los más de 200 ciudadanos cubanos a los que el Gobierno tiene prohibido salir del país. En febrero ocurrió el primer desalojo y hasta la fecha, me han desalojado de al menos cinco apartamentos que rentaba«, denunció.

En total han sido ocho mudanzas.

Advertisement. Scroll to continue reading.

«Mientras el resto del mundo está enfrascado en el aislamiento necesario por la pandemia, la Seguridad del Estado ha estado enfocada en perseguirme, en amenazarme (…) Ellos me lo han dejado claro, o abandonas el periodismo o te vas del país, de lo contrario vas a ir a prisión«, recordó.

En los últimos meses Acosta ha sido también multada por el Decreto-Ley 370 conocido como «Ley Azote» y detenida. La última vez fue el pasado 10 de octubre junto a una veintena de activistas que sufrieron arrestos en la capital, fundamentalmente. En esa ocasión, además, la Seguridad del Estado le devolvió roto su teléfono celular.

«No me van a callar, voy a seguir ejerciendo el periodismo independiente«, declaró Camila Acosta.

http://nomascomunismo.com/regimen-vuelve-a-dejar-en-la-calle-a-camila-acosta/
Click to comment

Deja un comentario

otras noticias

CUBA

Mantengo mi huelga de hambre, pero he decidido deponer mi huelga de sed y comenzar a ingerir agua.

CUBA

Del total de casos (76): 54 fueron contactos de casos confirmados, 17 con fuente de infección en el extranjero y cinco sin fuente de...

CUBA

"A los miembros del gobierno recordamos su deber de representar al pueblo, teniendo en cuenta el deseo de muchos de que se atienda y...

CUBA

"Logramos que tomara un poco de agua con sales de rehidratación, porque si no realmente iba a colapsar"

Copyright © 2020 Heraldo de Cuba