Connect with us

Hi, what are you looking for?

CUBA

La próxima estafa

Esta nueva estrategia estará dirigida para obligar al aumento de remesas de dinero a las tarjetas de un usd

24 de julio 2020

El régimen, para mantenerse en el poder, no le queda otra alternativa que recrudecer las limitaciones de importación a las llamadas mulas

Después de crear las tiendas de dólares en Cuba y la necesidad imperante que existe de recaudar moneda dura, el próximo paso de la dictadura será tratar de eliminar las mulas que viajan desde los Estados Unidos a la Habana. Por lo que comenzaremos a ver, cuando finalmente reabran los aeropuertos, un endurecimiento contra todos los viajeros procedentes de Panamá, México, Rusia y Estados Unidos principalmente con el fin de eliminar la supuesta importación de productos con carácter comerciales. Todo se llevará a cabo en una apretada agenda manipulada que le impida al cubano que vaya de viaje a la isla cargar maletas como lo hacían en los tiempos de antaño antes del Covid-19

Esta nueva estrategia estará dirigida, sólo, para obligar al cubano que reside en los Estados Unidos aumentar el volumen de remesas de dinero fuerte y principalmente el que se destinada a las tarjetas de un usd, tarjetas que son una trampa de ratón sin que eso, porque después de ingresado el dinero en la moneda dura le imposibilita al cubano la extracción del monto aún acreditado, por lo que estas tarjetas se convierten en válvula de entrada sin salida, para las arcas del moribundo estado.

Una vez más el gobierno de Miguel Díaz Canel se verá obligado a ponerle la soga al cuello, ya no sólo al cubano que vive dentro de la isla, sino también al cubano emigrado que siempre ha tratado de llevar a su familia 100 libras de esperanzas y sueños, que se verán canjeadas de forma obligatoria por una tarjeta que sólo alimentará los sueños de la dictadura para mantenerse en el poder. Y como de costumbre los cubanos que aquí protestan en el aeropuerto de Miami, al llegar a la Habana y ser increpados por los oficiales de aduanas del país y le sean decomisados casi todas las pertenencias, que con sacrificio a su familia llevan, volverán a quedarse callados, una vez más, por el miedo que la dictadura, aun desde la distancia les sigue imponiendo.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Y el inconsciente cómplice de la dictadura en que se ha convertido nuestro familiar dentro de Cuba, volverá a recomendarle aquellos que viajen “mejor cállate no vaya a ser que te metan preso” y seguirán viajando con la cabeza mustia, la lengua opacada y la garganta sellada, todos aquellos que por una razón u otra, pretendan llevarle a su familia cien libras de esperanzas.

El gobierno de Cuba no permitirá, la sustitución de dólares en las tarjetas magneticas por libras de maletas en el aeropuerto de la Habana.

Comenzarán a impedir a toda costa la sustitución espontánea de maletas por remesas, ya que de otra manera con la caída del turismo, la crisis económica agudizada por el Covid-19 y una falta de gestión sería por parte de una economía fracasada, se verían nuevamente reducidas las remesas familiares que ahora de forma obligatoria son enviadas a Cuba, y mientras los aeropuertos de la isla estén cerrados el cubano en el exilio, no encuentra, ni pose, ni existe otra manera factible de ayudar a los suyos que no sea por las famosas remesas que de una forma u otra terminan en las arcas del estado.

El régimen, para mantenerse en el poder, no le queda otra alternativa que recrudecer, prácticamente, todas, las limitaciones de importación a las llamadas mulas; es la única opción que tienen para continuar obligando al cubano que vive fuera del país a seguir, de manera forzada, enviando la remesa que mal, soluciona la situación de escasez interminable que sufre el país mientras exista el socialismo.

Demás está decir que la solución para nuestra familia en Cuba no pasa ni por cien libras de esperanzas, ni por cien dólares en remesas; la solución de nuestro país y de nuestras familias pasa únicamente en sacar a la dictadura de Cuba.

Advertisement. Scroll to continue reading.

No me es posible imaginar cómo muchos cubanos que viven en el extranjero y salieron huyendo de Cuba y de su dictadura muchos años atrás, aún permanecen, bien por acción o bien por omisión, apoyando al régimen del que fueron víctimas, apoyando al régimen que continúa haciendo sufrir una vida mísera a sus familiares que permanecen dentro de la isla. No sé si es por crueldad o por cobardía, no sé si por oportunismo circunstancial o porque son unos completos oportunistas, no sé si es por dejadez o por olvido, pero nunca deberían olvidar el motivo por el que se fueron de Cuba. Y nunca deberían pensar, que se fueron sólo por razones económicas, porque las razones económicas de Cuba están y permanecen por el propio sistema. Viene siendo la hora, ya, de refrescar la memoria y recordar cuántas vicisitudes necesidades y angustias sufrieron, cada uno, antes de salir de Cuba.

Es hora de apoyar al familiar que sobrevive bajo el desconocimiento de lo que es vivir en libertad, no sólo a comer hoy, sino también a tener la esperanza de un mañana en democracia. No sólo los que salimos de Cuba tenemos la necesidad de vivir en libertad, también la tienen nuestros familiares que quedaron en nuestra Cuba viviendo como náufragos en una isla donde no se respira el aire libre y  se encuentra despoblada de esperanzas.

Instale nuestra APP y lea las noticias sin conexión dentro de Cuba

otras noticias

CUBA

Este decreto ley ha sido creado con toda intención para utilizarlo como justificación a negar la entrada al país de las ayudas que son...

CUBA

Una vez que entre en vigor esta Resolución a partir del próximo 10 de diciembre en todo el país, la persona que vaya a...

CUBA

Los medios castristas insisten en seguir mintiéndole descaradamente al mundo y a los cubanos acerca del grupo de activistas en huelga de hambre y...

CUBA

se alió a cuanto fullero había en el escenario político y electoral, para contar los votos

Copyright © 2020 Heraldo de Cuba