Connect with us

Hi, what are you looking for?

CUBA

¿LA REVOLUCIÓN NO ABANDONA A SUS HIJOS?

estos últimos meses han sido especialmente difíciles para su familia, comenta que ha tenido que revender parte de los ya escasos productos que vende con subsidio el Gobierno, para tener con que pagar el resto, incluyendo parte de la leche que le dan a dos de sus tres hijos menores de siete años

12 de septiembre 2020, M. Estrada

Aún faltan poco más de dos horas para el amanecer y ya se siente el olor a borra de café que sale del pequeño cuarto en Centro Habana de Alexei y Lili. No sé a terminado de colar y ya Alexei tiene puestas las viejas botas de albañil que siempre usa para el trabajo, no las había vuelto a usar desde su último empleo como trabajador por cuenta propia a principios de abril.

Desde que el ministro de transporte, como medida para contener la propagación del COVID-19 en Cuba, anunciara la interrupción del transporte público para el once de abril, la vida de Alexei, Lili, y sus tres hijos de once meses, dos años y once años, se ha vuelto aún más dura de lo que era en un país donde ya la vida es lo suficientemente dura. Por falta de transporte tuvo que cancelar un trabajo que tenía asegurado para mediados de abril en Guanabo, a unos treinta kilómetros de donde viven.

Lili también esta despierta. Yo la veo en la mañana, se muestra impaciente como siempre, su rostro no exhibe expresión alguna, pero me cuenta  que estos últimos meses han sido especialmente difíciles para su familia, comenta que ha tenido que revender parte de los ya escasos productos  que vende con subsidio el Gobierno, para tener con que pagar el resto, incluyendo parte de la leche que le dan a dos de sus tres hijos menores de siete años «no ha sido fácil; hay que comer una vez al día y poco para que alcance todo el mes, por la mañana solo un pan para nosotros. [se refería a ella y Alexei] Los niños no, ellos si almuerzan, pero igual tengo que darles poco, aunque se queden con hambre… el agua con azúcar ayuda» me dice con resignación. ¿Y el gobierno? «¿Qué gobierno? A mí no me dan nada, a nosotros no nos toca nada» hace una pausa y comenta con el ceño fruncido: «A los que le dan algo ¡que tampoco alcanza para nada!, son a los trabajadores del gobierno que suspendieron, pero ni a los desempleados ni a los cuentapropistas les dan nada, nosotros que nos jodamos y ya. Yo era maestra, la mayor se puede quedar sola… ¿pero con dos niños pequeños uno detrás de otro como voy a trabajar?» Le pregunte si había acudido al Sistema de Seguridad Social. «A mí no me ayudan porque yo tengo marido, aunque no estemos casados, pero a la vez mi marido no podía ir a su trabajo porque no hay transporte; este trabajito que pudo conseguir está a 13 kilómetros ¡imagínate!, en El Eléctrico. Todo lo que dicen en el televisor de las ayudas «sobre todo a las madres», de que «nadie va a quedar desamparado» es mentira, esto es sálvense quien pueda» Ya no pregunto nada más.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Justo antes de las siete de la noche, la hora límite para transitar por la calle, llega Alexei contando que se tardó casi tres horas en llegar al trabajo y casi lo mismo para regresar a la casa. Los que no son hijos (sus tres hijos) de la revolución lo recibieron con júbilo.

Click to comment

Deja un comentario

otras noticias

CUBA

Eduardo Lázaro Queijas Falcon torturado en las prisiones cubanas hasta perder los dos ojos

CUBA

Este decreto ley ha sido creado con toda intención para utilizarlo como justificación a negar la entrada al país de las ayudas que son...

CUBA

Una vez que entre en vigor esta Resolución a partir del próximo 10 de diciembre en todo el país, la persona que vaya a...

CUBA

Los medios castristas insisten en seguir mintiéndole descaradamente al mundo y a los cubanos acerca del grupo de activistas en huelga de hambre y...

Copyright © 2020 Heraldo de Cuba