Connect with us

Hi, what are you looking for?

CUBA

Las Naciones Unidas nido serpientes.

Las Naciones Unidas se ha convertido en una organización inepta para establecer el orden en el planeta y sus funcionarios: en bandoleros finamente adiestrados en el arte de la prevaricación.

26 de Junio 2020, Agustin Valentin Lopez Canino

Hace algunos meses atrás los EEUU retiraron parte del presupuesto monetario que solían entregar a las Naciones Unidas. El poderoso país argumentó que parte de la comisión formadora de dicho organismo la componían varios países violadores de DDHH, entre ellos Cuba y Venezuela y que en términos generales el presupuesto no cumplía los objetivos o la función para el cual era destinado. Algunos estados protestaron y consideraron tal acción misantrópica, los propios representantes de dicho organismo estuvieron en desacuerdo con la medida. Sin entrar en demagogias burocráticas y banalidades diplomáticas de eruditos académicos, propensos siempre a revertir las verdades en beneficio personal podríamos preguntarnos: ¿existen suficientes razones de los EEUU, cimentadas en la observación de solidas acciones del “justiciero” organismo, que supuestamente esta creado para con toda imparcialidad mantener la paz sin descuidar la justicia?

Miles de humildes pensadores en toda la humanidad pensamos que sí, más aún, que los argumentos esgrimidos por los EEUU son insuficientes y quedan cortos ante la realidad. Las Naciones Unidas se ha convertido en una organización inepta para establecer el orden en el planeta y sus funcionarios: en bandoleros finamente adiestrados en el arte de la prevaricación. Todos contaminados por la concupiscencia sin límites, la costumbre del buen vivir dentro de las exquisitas mieles brindadas por sus ocupaciones de regentes con manos de seda;( Y digo todos, porque quien no participa directamente de la prevaricación, la permite y calla ante los sobornos y regalías). El lucro que permite ocupar una silla en el ruedo de los privilegiados hace que abunden orejeras con filtros, que permiten escuchar solo los sonidos que aseguran ese estatus de vida; y tapa ojos oscuros que penetra solo la luz que deja ver precisamente los dólares de Norteamérica.

 No me voy adentrar en el lenguaje académico y culto de estos, colmados de laberintos de minotauros, como me gusta hacer; llamar al pan y al vino, vino, llamar las cosas por su nombre y sin tapujos, el presidente Donald Trump fue demasiado decente y tolerante en juzgar al organismo, es la trampa de la diplomacia en la que yo no caigo. Las Naciones Unidas se han convertido en un nido de ratas y serpientes de dos manos y dos piernas. No hay tiempo, y además sería asqueroso y aburrido enumerar sus perversas actuaciones y permisiones de violaciones de DDHH en la humanidad.

 Desde que Fidel Castro se apodero del poder por medio de la violencia en Cuba se hizo cotidiano la violación de los Derechos Humanos, pero no a una persona, o a un pequeño grupo como suele ocurrir en cualquier Estado mundial, sino a todo el pueblo cubano, de dentro y más tarde al de fuera, víctimas de la expulsión forzosa. Las violaciones directas de artículos 1, 3, 9, 13, 18, 19, 20, están presentes en el diario vivir. El 13, 18, 19 y 20 de la Carta Magna instituida por las Naciones Unidas fueron y son violados públicamente componiendo el programa de gobierno que los convierte en delitos punibles mediante decretos y estatutos del sistema judicial, pero, además, aunque no estuvieran contemplados como violaciones por el sistema judicial, son condenados por los órganos de justicia mediante perversas prevaricaciones por encima de la ley. Después del 1959 la condición política determina la condición de existencia del cubano dentro de Cuba.

 Los miles de atrocidades producto de este infame proceder hacia la condición humana cometido en las prisiones cubanas solo se hicieron creíbles cuando se logró la excarcelación del preso político Armando Valladares y fue nombrado embajador de los EEUU ante la Asamblea General las Naciones Unidas, pero eso no quiere decir que los funcionarios de las Naciones Unidas desconocieran esas atroces barbaridades cometidas por el Gobierno de Fidel Castro, todos estaban al corriente cómo lo están ahora de las que se cometen en estos momentos, pero en lugar de sancionarlas con rigor, pasan a no mencionarlas y elogiar al gobierno impuesto de un solo partido como lo hizo la alta comisionada Federica Mogharini en su visita a Cuba, asegurando después en una de sus declaraciones el salvaje absurdo que el gobierno de Cuba era una democracia de un solo partido. Todo es cuestión de las orejeras y los tapaojos.

El articulo número 13 de la Declaración Universal de los Derechos humanos solo se le permitió al pueblo en fecha tan reciente como en el año 2017 y no para el disfrute de la totalidad de los ciudadanos, solo para aquellos que el gobierno entiende que son políticamente correctos, o que resultan un beneficio para el sistema permitirle la salida, los demás entran en la condición de regulados, o sea que puedes disfrutar del derecho de salida cuando lo desee el gobierno. La condición política continúa siendo determinante.  

He dejado para el final un hecho transcendental que está ocurriendo en estos momentos frente a al edificio de las Naciones Unidas, y que demuestra fehacientemente la contaminación misantrópica y deshumanizada de este enfermo organismo; que se dice como función principal proteger la vida en el hemisferio, pero más centrado en la vida humana. Un hecho que demuestra la veracidad de los argumentos presentado por los EEUU para retirar el presupuesto.

El científico Ariel Ruiz Urquiola se encuentra ahora mismo frente al edificio donde se albergan esta caterva de oportunistas y timadores de la verdadera justicia, es su quinto día de iniciada una huelga de hambre y sed y además sin tomar sus medicamentos que le garantizan la vida.

 Ruiz Urquiola no quiere intermediarios. Desea ser escuchado por la comisionada Michel Bachelet, o por el núcleo de bandoleros, de la institución. El núcleo de funcionarios que componen ese laberinto de minotauro. Desea ser atendido directamente, sin esa cadena, también de oportunistas con la conciencia encerrada en el salario y los privilegios, él ha determinado que entre intermediarios y burocratismos se pierden las injusticias y las victimas del abuso de poder de los gobiernos son convertidas en victimarios. Él ha pensado que ya no hay tiempo para dejar los abusos en palabras archivadas, que al cabo de un tiempo pasan a formar parte de los desperdicios y terminan en crematorios como basuras de la historia, cuando ya producto de esa tardanza quedan impune las violaciones y como consecuencia multiplicados los abusos, solo con la esperanza del juicio final los que creemos en un Dios creador, pero que también exigimos la justicia terrenal.

Advertisement. Scroll to continue reading.

¿De qué vale la vida de un ser humano y más cubano para este organismo y para la alta comisionada Michel Bachelet, cuando determino no hacer caso al protestante y esto no es mi suposición, quedo demostrado cuando un colombiano la cuestiono sobre el caso y al alcance de su vista dijo no conocer y que no le había llegado ningún documento a su despacho? Señora yo estaba presente cuando fueron entregados los documentos de la denuncia.  

Al final, antes que muera tendrá que ser atendido, pues creo que las Naciones Unidas no sea una organización fascista, ni se comporte, al menos públicamente, como un régimen comunista, pero queda demostrado en estos cinco días que la vida humana no interesa más que los protocolos y las burocracias, que la cuenta bancaria de los funcionarios está por encima de los reglamentos de justicia y compasión por la vida de un ser humano. Las ambiciones personales por sobre la vida humana, la razón de la paz, la libertad, el derecho y la justicia. No existe ninguna justificación para esta actuación y más cuando Ariel Ruiz Urquiola es uno de los pocos que ha podido llegar hasta esa posición, y hace su reclamo a titulo personal, pero representa las violaciones sobre millones de cubanos, el irrespeto por la vida hacia una inmensidad de seres humanos. En el mundo se suceden miles de violaciones, se pierden millones de vidas por actuaciones tardías de la ONU. En el caso que más me concierne, Cuba se ha desintegrado, la nación, por la violación de derechos más que por cualquier otra causa externa o interna. La inmensa mayoría de los países que componen la poderosa organización se pronuncian en contra del embargo estadounidense que hasta ahora no ocasionado muertes, pero no se pronuncian en contra de la violación de Derechos que el gobierno cubano comete contra su pueblo, que sí ha ocasionado miles de muertes inocentes. La vida de un ser humano cuenta, máxime cuando ese ser humano no le ha hecho daño a la humanidad. Cuando el pastor vio que le faltaba una oveja, dejo las noventa y nueve y fue en medio de la tormenta a buscar la perdida y esta mujer, representando a las Naciones Unidas responsable de la vida de la humanidad, ve un ser humano en peligro de muerte y voltea el rostro para no verlo.

A millones de cubanos se les han violado los derechos contemplados en la Declaración Universal de las naciones Unidas, de la cual Cuba es gestora y firmante, entre ellos, el más importante: El derecho a la vida. La ONU apenas lo ha tomado en cuenta, ¿será que es hora de exigirle directamente como lo hace Ariel Ruiz Urquiola?

Instale nuestra APP y lea las noticias sin conexión

otras noticias

CUBA

La presencia de los Boinas Negras se trata de una medida tomada por las autoridades del régimen para controlar la situación en medio de...

CUBA

“Fragmentar a un país que sufre no ayudará a crecer y educar en valores humanos, una mala comunicación atrasa y bloquea”

CUBA

“Los que estamos promoviendo un cambio dentro de Cuba: no somos delincuentes…”

CUBA

“Al parecer ETECSA está inventando algo y están dejando de trabajar todas las redes sociales, como único funcionan es con VPN”

Copyright © 2020 Heraldo de Cuba