Connect with us

Hi, what are you looking for?

CUBA

Libertad para Luis Robles Elizastigui

A LA SALA DE LOS DELITOS CONTRA LA SEGURIDAD DEL ESTADO DEL TRIBUNAL PROVINCIALPOPULAR DE LA HABANA

CUBADEMANDA DICE: Que en nombre del acusado asegurado Luis Robles Elizastigui nos personamos simbólicamente en el Expediente de Fase Preparatoria No. 49/2020 del Órgano de Instrucción Especializado de Enfrentamiento a los Delitos contra la Seguridad del Estado de La Habana, para presentar las conclusiones provisionales de la defensa en correlación con aquellas de la fiscalía formuladas por Yanaisa Matos Legrá el 18 de marzo de 2021.


CONCLUSIONES PROVISIONALES DE LA DEFENSA
PRIMERA: INCONFORME. Al sólo efecto de ejercer la libertad de expresión que, según la Constitución (2019), “el Estado reconoce, respeta y garantiza a las personas” [ARTÍCULO 54], Luis Robles Elizastigui salió a la calle el 4 de diciembre de 2020 con un cartel que rezaba “¡LIBERTAD!, NO MÁS REPRESIÓN, # FREE-DENIS” para expresarse en contra de la detención legal, pero a su entender injusta, del ciudadano Denis Solís. Este simple hecho se desvirtúa con una serie de meras opiniones de la fiscalía:
• Que así Robles Elizastigui respondió “a una convocatoria del contrarrevolucionario cubano residente en los Estados Unidos de América conocido por Alexander Otaola”. La fiscalía no aporta ni tiene pruebas de enlace directo entre algo dicho por Otaola en general y la acción específica de Robles Elizastigui como respuesta instigada por aquel.
• Que el acto concreto Robles Elizastigui iba “en contra de las autoridades policiales y de los cuadros y del gobierno, [para] desestabilizar el orden interno [y] manifestarse públicamente en las calles en contra del sistema económico que impera en la isla”. Nada de eso se infiere de un cartel a favor de la libertad y en contra de la represión a partir del caso de Denis Solís, que Robles Elizastigui estima injusto.
Tal como describe la fiscalía, Robles Elizastigui “claramente se oponía a las decisiones de las autoridades policiales y judiciales cubanas que procedieron contra él [Denis Solís] por los hechos que en su momento cometió”. Algo que Robles Elizastigui, tiene en plenitud de derecho reconocido en virtud del irrestricto reconocimiento a la libertad de expresión de la constitución socialista del 2019; incluyendo el derecho de antagonizar, peticionar y quejarse ante las autoridades y todos sus órganos de gobierno, control y justicia. El núcleo duro racional de la libertad de expresión estriba precisamente en poder decir que no y oponerse. Considerando, además que la Ley de Procedimiento Penal, Articulo 455 permite a cualquiera interponer un Proceso de revisión sobre casos ya juzgados.

• Que Robles Elizastigui tenía “el propósito de iniciar una provocación en algún sitio donde acudieron (sic) varias personas [y de] crear un ambiente desestabilizador del orden social interno y en oposición al sistema de desarrollo económico escogido por la mayoría de la población cubana”. Y que, además del cartel, “gritaba frases (…) de desacuerdo con lasedidas adoptadas por la dirección del país para de alguna manera subsistir ante el férreo bloqueo económico al que estamos sometidos por los Estados Unidos de América como:
“Quiten las tiendas en MLC”. Ningún cartel ni ninguna frase gritada en medio de la calle puede tener semejante intención y mucho menos tan largo alcance.
Aquí la fiscalía se aparta con politiquería de la línea estratégica trazada por Fidel Castro en discurso que la propia Fiscalía Provincial de La Habana presenta en su página de Facebook:
“Si no se está dispuesto a desafiar los riesgos de cualquier tipo, los riesgos de agresión militar como los riesgos de su propaganda, no se puede dar respuesta adecuada al enemigo; intimidarse frente a la propaganda es como intimidarse frente a los fusiles enemigos. No hay que tener ningún miedo, en absoluto…” [https://www.youtube.com/watch?v=UbL-CJ0H8xQ]

Advertisement. Scroll to continue reading.


• Que Robles Elizastigui estaba “moviéndose de un lado a otro para convidar a las personas que allí estaban a que lo siguieran y de esta manera generar desorden”. Ni el cartel ni las frases ni mucho menos moverse de un lado a otro convidan a nadie a generar desorden.
La fiscalía narra que el agente del orden público Vladimir Rodríguez Despaigne se acercó “para disuadirlo de que terminara con las provocaciones, desatendiendo el acusado este llamado, persistiendo en la exhibición del cartel y en seguir vociferando continuamente las frases de “Libertad” “Libertad”, generando con su actuar, desorden entre las personas que se encontraban allí, dentro de las que hubo quienes se le sumaron en sus manifestaciones, gritando idénticas frases, atrayendo a otras que se congregaron al frente del establecimiento público, prestándose otros a la filmación de los acontecimientos desde sus celulares”.
De haber sido así, tendría que imputarse desorden público tanto a Robles Elizastigui como a las personas que presuntamente se le sumaron, pero la fiscalía optó por apretar las clavijas con un delito contra la Seguridad del Estado, a pesar de que los sucesos quedaron registrados en video como éste: [poner el enlace aquí] sin que se advierta ningún ataque a la Seguridad del Estado.


SEGUNDA: INCONFORME. La fiscalía califica estos hechos como delitos de Propaganda enemiga [Artículo 103. 1 a) y Desobediencia [Artículo 147.1] ambos del del Código Penal].

El primero es un atavismo. Puede consultarse aquí: ttps://www.sinpermiso.info/textos/cuba-
desafios-de-nuestro-sistema-de-justicia, el criterio del Presidente de Honor de la Sociedad Cubana de Ciencias Penales, Ramón de la Cruz Ochoa, quien fuera viceministro de Justicia y Fiscal General: “Si cogemos el Código Penal, en la parte de delitos contra la seguridad del Estado, encontramos algunos que existen en todos los países del mundo, pero hay otros que son polémicos, pues los heredamos de la tendencia soviética. Voy a poner el ejemplo de un delito casi abandonado: la propaganda enemiga. En mi época de la Fiscalía realicé muchos esfuerzos para que no se utilizara. Muchos juristas sostienen que debe eliminarse”. El verbo rector de este delito es incitar, “contra el orden social, la solidaridad internacional o el Estado socialista, mediante la propaganda oral o escrita o en cualquier otra forma”. Las muchas definiciones de Incitar; aclaran que este verbo transitivo es: “mover o estimular [a alguien] para que ejecute algo’. Y como otros verbos de influencia se ciñe a “influir vivamente en una persona para que haga cierta cosa”, esto es: con fuerza suficiente para convencer a otros de ejecutar determinada acción, algo que no se aprecia en Robles Elizastigui, ya que no indujo a ni produjo ninguna acción, pues simplemente expresó su opinión sobre el caso de Denis Solís.

Por eso tampoco incurrió en el delito de Denegación de Auxilio y Desobediencia [Artículo 147], porque si bien desobedeció la orden de un agente en ejercicio de sus funciones, no hizo más que ejercer su libertad de expresión con amparo constitucional. La orden del agente Rodríguez Despaigne es inconstitucional y no tiene por qué ser obedecida.
La práctica judicial cubana reconoció ya el derecho, sin cortapisas, al antagonismo, la disensión y la oposición como parte de la libertad de expresión. La sentencia 53/2021 el Tribunal Municipal Popular de Santiago de Cuba, dictada en causa penal contra Dairon Duque de Estrada Aguilera por delitos de Desacato [Artículo 144.1] y Atentado [ Artículo 142.1.4 b)y c)], dejó sentado que las expresiones públicas de disenso como “Abajo Raul, abajo Fidel, abajo la Policía”, incluso reiteradas “varias veces”, así como otras dirigidas a un agente de la autoridad como: “Oye ponte, contigo también: Abajo el DTI, abajo la Policía, abajo Fidel y Raúl, si bien son contrarias a la ideología política del sistema socialista cubano las mismas no constituyen actos contra una autoridad, un funcionario público o sus agentes auxiliares en ejercicio de sus funciones o en ocasión o con motivos de ellas, sino una parte de sus convicciones e ideología política”. Así lo razonó el juez ponente Javier Mustelier Armiñan y en consecuencia, las convicciones personales expresadas en público por Robles Elizastigui no pueden exagerarse al nivel de incitación “contra el orden social, la solidaridad internacional o el Estado socialista”.

Advertisement. Scroll to continue reading.


TERCERA: INCONFORME. Luis Robles Elizastigui no es autor de delito alguno, sino víctima del delito contra la libre emisión del pensamiento [Artículo 291/1, del Código Penal], ya que el agente Rodríguez Despaigne impidió “el ejercicio del derecho de libertad de palabra o prensa
garantizado por la Constitución”.


CUARTA: CONFORME. No concurren circunstancias de adecuación de la sanción penal porque no tiene cabida tal sanción.


QUINTA: INCONFORME. Robles Elizastigui no merece sanción alguna por no haber cometido ningún delito al ejercer su libertad de expresión al amparo de la Constitución.


RESPONSABILIDAD CIVIL: CONFORME. No es exigible.
OTROSI I: Las pruebas de que intenta valerse la defensa han sido formuladas en el cuerpo de las conclusiones provisionales. Llama la atención que los únicos testigos del fiscal son el agente Rodríguez Despaigne y el instructor policial Roberto Batista Fernández, sin traer a ningún testigo presencial de los hechos ni adjuntar a cuerda floja del expediente ningún video que haya captado los hechos en tiempo real.

Advertisement. Scroll to continue reading.


OTROSI II: Que este documento está siendo enviado al correo electrónico de la Fiscalía Provincial de La Habana: atencionalcuidadano@fpch.fgr.gob.cu, así como a los correos electrónicos del Tribunal Supremo poblacion@tsp.gob.cu y del Ministerio de Justicia apoblacion@minjus.gob.cu. Los usuarios y suscriptores de las redes sociales y plataformas informáticas pueden protocolizar este documento ante estos organismos u otras autoridades para contribuir a la defensa penal de Luis Robles Elizastigui CubaDemanda, en representación de Luis Robles Elizastigui y a través de su Coordinador General, Santiago A Alpízar Esq., junto a los demás cubanos libres que quieran adherirse.


19 de abril de 2021.

Advertisement. Scroll to continue reading.
Click to comment

Deja un comentario

otras noticias

CUBA

Eduardo Lázaro Queijas Falcon torturado en las prisiones cubanas hasta perder los dos ojos

CUBA

Este decreto ley ha sido creado con toda intención para utilizarlo como justificación a negar la entrada al país de las ayudas que son...

CUBA

Una vez que entre en vigor esta Resolución a partir del próximo 10 de diciembre en todo el país, la persona que vaya a...

Copyright © 2020 Heraldo de Cuba