Connect with us

Hi, what are you looking for?

CUBA

Ron y racionamiento en Cuba en tiempos de epidemia

La Isla Se Enfrenta A La Difícil Tarea De Luchar Contra La Pandemia En Una Situación Económica Crítica

30 de Marzo del 2020

La isla se enfrenta a la difícil tarea de luchar contra la pandemia en una situación económica crítica

“Si el ron es efectivo contra el coronavirus, estamos salvados”, comenta un habanero en una de las muchas colas que todavía se ven en la capital cubana, de más de dos millones de habitantes. El joven bromea, pero admite que es sólo un mecanismo de defensa: “Todo el mundo sabe que la situación está fea”. En las últimas 48 horas, los casos confirmados en la isla se incrementaron notablemente: el jueves había 80 enfermos y el sábado 139 (han muerto ya tres personas). En la isla se han realizado hasta ahora solo 1.600 pruebas diagnósticas, y los primeros contagios por transmisión autóctona ya han sido confirmados en Matanzas. “Cuba oficialmente se encuentra en fase pre epidémica”, indicó el domingo el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal. Pero añadió: el país entra “en la fase más compleja”.

Lo del ron en la cola no es una simple burla, en las tiendas prácticamente lo único que sobra es la bebida pues muchos alimentos, productos de higiene y artículos de primera necesidad desde hace tiempo escasean. De ahí las largas colas. Y más si desde el Gobierno se llama a incrementar las medidas de “distanciamiento social” y la gente necesita abastecerse para atrincherarse en casa, al menos unos días

“Las tiendas están peladas y eso es fatal: si haces cola te puedes contagiar, y si no sales a buscar jama, también cascas”, dice el joven en la cola del ron. Lo de las aglomeraciones y el desabastecimiento —además del frente sanitario— es el tablero donde se jugará una de las partidas principales contra la epidemia en Cuba, y las autoridades son conscientes. El viernes varios ministros admitieron en televisión que hay muchos productos deficitarios y que para distribuirlos lo más equitativamente posible —y reducir las colas—, se reforzará el papel de la libreta de racionamiento, en vigor desde hace casi 60 años.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Las más de 3.400 tiendas que ofrecen mercancías de forma “liberada” en pesos convertibles (equivalentes a dólares) van a seguir abiertas, pero la venta de los productos más demandados se “controlará y regulará”, repartiéndose algunos de ellos a través de las 12.700 bodegas estatales que expenden los artículos subvencionados de la libreta de abastecimiento a los 11 millones de cubanos. Evitar colas, o al menos reducirlas y ordenarlas, es clave, más cuando en el país no se ha impuesto aún una cuarentena obligatoria y sigue apelándose a la autoconciencia de la gente para que evite salir a la calle. Aunque el país se ha cerrado al turismo y se prohíbe el transporte entre provincias, además de suspenderse las clases y las actividades recreativas —conciertos de música, cines, teatros y encuentros deportivos—, los restaurantes siguen abiertos y funciona el transporte público, por lo que el aislamiento es relativo.

En sus intervenciones en televisión, el dictador cubano, Miguel Díaz-Canel, aconseja que, si la gente ha de salir, lo haga con mascarilla, extremando las medidas higiénicas, que se exponga una sola persona por núcleo familiar y se respeten los dos metros de separación en las colas. El mensaje parece que empieza a calar; desde hace dos o tres días hay mucha menos gente en las calles.

otras noticias

CUBA

Falleció el ciudadano cubano de75 años de edad, que residía en el municipio Cotorro, provincia La Habana. Del total de casos (51): 24 fueron...

CUBA

Del total de casos (63): 33 fueron contactos de casos confirmados y 30 con fuente de infección en el extranjero, de ellos 26 cubanos...

CUBA

Otra anormalidad recurrente es que el médico que debe practicarle el segundo test de PCR en los primeros cinco días nunca va a sus...

CUBA

Del total de casos (49): 20 fueron contactos de casos confirmados y 29 con fuente de infección en el extranjero.

Copyright © 2020 Heraldo de Cuba