Connect with us

Hi, what are you looking for?

CUBA

Volveremos a lo mismo

pero hoy necesitamos de ustedes un esfuerzo más, dejen lo que les resta de vida en el sacrificio por ese mañana

Volveremos a lo mismo

17 de Junio 2020, Agustin Valentin Lopez Canino

El gobierno dejó entrar el COVID 19 a Cuba y su función política, ya obsoleta y disfuncional renació de las cloacas dictatoriales para dar una nueva esperanza a los pobres, a los humildes, a los excluidos. Mañana será el día feliz, pero hoy necesitamos de ustedes un esfuerzo más, dejen lo que les resta de vida en el sacrificio por ese mañana. Vamos hacer nueva la robolucion, perdón me equivoque, la revolución y la nación.

El cubano inteligente se preguntará ¿y 60 años de revolución qué? El cubano mediocre y estúpido dirá: ahora si vamos a prosperar. El joven talentoso, emprendedor y cobarde se dirá: debo irme del país y la elite gubernamental se regocijará: cayeron en la trampa, los volvimos a engañar, continuamos en el poder.

Y fue necesaria la pandemia para percatarse de la corrupción, fue necesaria la pandemia para descubrir el desvió de recursos hacia la empresa privada, y fue necesaria la pandemia para visibilizar grandes extensiones de tierra abandonadas, y fue necesario la pandemia para descubrir los cientos de familias sin hogar y los que viven en peores condiciones que los que vivían en un bohío antes del 1959, y fue necesaria la pandemia para descubrir el despilfarro, la irresponsabilidad, el mal uso de los recursos creados por el pueblo, las estupideces gubernamentales, los fraudes, las mentiras, y fue necesario la pandemia para descubrir que la revolución de Fidel Castro ha arruinado la isla ?.

Advertisement. Scroll to continue reading.

La economía de ningún país puede soportar la corrupción generalizada y menos cuando el propio Estado la provoca y la sostiene. El latrocinio comenzó en 1959 cuando Fidel Castro se adueñó de la isla mediante la violencia, desposeyó a todos de los medios de producción que pudieran solventarles una economía independiente, alegando que la culpa de la pobreza radicaba en las grandes extensiones de tierra sin producir, las grandes corporaciones extranjeras inversoras en el país, en los capitalistas y su producción, ¿y si eran ellos? ¿que tuvieron que ver los pequeños negocios, los del carrito del helado, el bodeguero, el vendedor ambulante, el botero, el manisero, todos los pequeños negocios que hasta hace unos años atrás permanecieron fuera de la ley y perseguidos como delitos punibles?.  Esa era la trampa, en verdad lo que perseguía era adueñarse de todo en nombre del pueblo y de la justicia social.

Cuando la dictadura se ha creído con el control de todo, vuelve a autorizar la empresa privada para solucionar renglones cuya solución está fuera de su alcance, pero no debido a no poseer un mercado mayorista como alegan muchos, sino a la infraestructura gubernamental que ha creado una crisis de valores, una falta de conciencia y convicciones cívicas. A la falta de amor al prójimo, todo esto ocasionado por el proceder revolucionario del partido comunista. Ahora en tiempos del coronavirus se han percatado que no tienen el control de nada, que el 90 % de la empresa privada supuestamente legalizada se nutre de la corrupción a través de funcionarios la mayor parte de las veces y esto hace más daño a la economía del país que todas esas grandes cifras en pérdidas dadas a conocer por el supuesto embargo de los EEUU. El mercado negro sustentado por el Estado profundiza la crisis del mal gobierno. Mientras funcionarios y empresarios se enriquecen, el que más se sacrifica y suda la camisa es el cubano de a pie, el trabajador simple que se empobrece y tiene que hacer malvares para malamente sustentar a su familia. El coronavirus ha hecho ver que ni los funcionarios, ni la mayoría de los emprendedores, cuentapropistas, supuestos talentosos empresarios sufren el embate de la crisis. Muchos alegan que el gobierno ha atacado a la empresa privada; no, error, el gobierno ha atacado a su cómplice de corrupción, a una parte de la empresas privadas, que no se plegarón al grito de Socialismo o Muerte y que se han enriquecido con los recursos que el Estado destina para los más necesitados, para los más pobres y también para sus propios bolsillos.

De hecho y por convencimiento pragmático aseguro que el sistema castrocomunista es atroz y despiadado. Lo que han intentado implantar en el mundo como socialismo es disfuncional, conduce a los pueblos a la miseria espiritual y material, es una aberración a la condición humana denigrando al individuo como ser social, pero la corrupción agrava esta disfuncionalidad y hace que los más humilde sufrán una doble explotación; la del Estado y la de la corrupción.

 El COVID 19 ha venido a descubrir que la isla es un cumulo de basuras, de ruinas materiales y humanas, donde los valores humanos y cristianos, la dignidad, el amor al prójimo, el honor, la honestidad, la honradez y demás virtudes circulan en las aguas albañales por debajo de las ciudades, permanecen en el oscuro imperio del maligno, dominando la isla. No estoy juzgando, solo no he elegido la senda ancha, pero si equivocadamente estuviese juzgando, me gustaría ser medido con la vara que mido. 

Advertisement. Scroll to continue reading.

Según el gobierno ya se aproxima el fin de las restricciones por la pandemia, ¿será también el fin de la lucha contra la corrupción? ¿quedará olvidado todo el desastre que aparentemente se ha descubierto con la pandemia?  

instale nuestra aplicación para Android

     

otras noticias

CUBA

A LA SALA DE LOS DELITOS CONTRA LA SEGURIDAD DEL ESTADO DEL TRIBUNAL PROVINCIALPOPULAR DE LA HABANA CUBADEMANDA DICE: Que en nombre del acusado...

CUBA

Eduardo Lázaro Queijas Falcon torturado en las prisiones cubanas hasta perder los dos ojos

CUBA

Este decreto ley ha sido creado con toda intención para utilizarlo como justificación a negar la entrada al país de las ayudas que son...

CUBA

Una vez que entre en vigor esta Resolución a partir del próximo 10 de diciembre en todo el país, la persona que vaya a...

Copyright © 2020 Heraldo de Cuba