Connect with us

Hi, what are you looking for?

CUBA

Yara, Baire y ¿San Isidro?.

San Isidro, como inicio de una etapa libertadora, que debe ser definitiva, para el pueblo de Cuba.

El grito de Yara, independencia de Cuba.

30 de noviembre 2020
Por Germán M. González

Los campesinos cubanos fueron desplazados de sus tierras y reubicados en edificios feos, cajones goteantes copiados de los soviéticos, como tantas otras cosas; desde hace sesenta años no se les suministran insumos suficientes y no pueden realizar inversiones para mejorar sus condiciones de vida y productivas; se pierden sus producciones por la ineficiencia de las empresas estatales monopólicas las cuales pagan, cuando lo hacen, tarde y con precios ridículos. Pero no protestan, cuando pueden se van.

Los trabajadores cubanos son pagados con salarios de miseria, simbólicos que no alcanzan para una vida digna a tal punto que el propio gobierno lo reconoce, pero no remedia; además de estar privados de derechos elementales, como el de huelga, la protesta y la libre asociación y sindicalización. Pero no protestan, cuando pueden se van.

Los profesionales cubanos de cualquier especialidad, pero sobre todo los de la salud son utilizados como fuerza de trabajo esclava que se renta dentro de Cuba y en el exterior cobrando el gobierno sus servicios en divisas y retribuyéndolos en la desvalorizada moneda nacional. Pero no protestan, cuando pueden se van o los que están fuera del País se quedan.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Los estudiantes viven en condiciones miserables sobre todo los becados, sus familias no pueden escoger el tipo de educación que reciben y están sometidos a la amenaza de perder el derecho a la enseñanza ante cualquier muestra de inconformidad con el régimen y su sistema político-social. Pero no protestan, investigan que carrera es más útil fuera del País y cuando la obtienen, se van.

Los artistas y escritores terminaron muy tempranamente la luna de miel con el gobierno surgido a partir del derrocamiento de Fulgencio Batista. Con la excepción de algunos ideológicamente afines y otros demasiado tímidos, los contestatarios fueron multitud: Unos tempranamente exiliados, como Celia Cruz; otros presos, como Armando Valladares, algunos fusilados, como Nelson Rodríguez Leyva; acosados, hostilizados y luego refugiados como Reynaldo Arena y muchos exiliados, multiplicados por cero en su Patria a pesar de ser su obra parte imprescindible de nuestro acervo cultural, como Lezama Lima y Virgilio Piñera.

Para los que siendo afines al partido y al gobierno se quedaron una situación de privilegio; poder salir, buscarse los “verdes” y retornar a Cuba para vivir como si no estuvieran en ella. Así un Silvio Rodríguez cuya sensibilidad no alcanzó para dedicarle una cancioncita al desastre económico y humano que significó la defenestración de la agroindustria azucarera (entre tantos otros) puede salir de gira al “norte revuelto y brutal”, retornar cargado de la moneda del enemigo y construirse mansiones frente al Atlántico con antenas parabólicas gigantes.

A partir de la crisis de los años 90 se multiplican los contestatarios y el partido gobierno responde con represión y una vía de escape: la partida del País hacia el extranjero, a la que muchos, agobiados por la miseria y el hostigamiento, se suman 

Advertisement. Scroll to continue reading.

Así hoy, la cultura de una pequeña Isla se encuentra dividida entre los que se quedaron, ideológicamente afines o “agachados” hasta ver qué pasa y una diáspora que goza de libertad absoluta de creación y en mayor o menor grado bienestar personal. Como el resto de los cubanos: unos perdieron la tierra para ganar la libertad y otros renunciaron a la libertad para mantenerse en la tierra.

Ahora cambia cualitativamente y cuantitativamente la situación: a partir de San Isidro vuelve a presentarse la disyuntiva que existe para todos los cubanos: “estás conmigo o sin migo”, parafraseando a un político cubano en campaña durante la República con la muy citada frase de Fidel Castro “dentro de la revolución todo, fuera de la revolución nada”.

De momento algo inédito: una multitudinaria concentración de artistas y escritores frente al Ministerio de Cultura del régimen, que a pesar de estar rodeada de policías de uniforme y de civil no pudo ser reprimida por la debilidad del régimen, carente hoy de mecenas que le permitían ejercer la represión sin tapujos; redes sociales que a pesar del bloqueo de la estatal ETECSA, proveedora monopólica de Internet mostraron al mundo los sucesos; el compromiso de esa entidad gubernamental de mantener un diálogo con el sector y la difusión de todo ellos por los medios de propaganda oficialistas, tergiversando sí, pero difundiendo los hechos.

Quizás en menos tiempo del que pensamos, a los hitos Históricos de Yara y Baire, haya que añadir San Isidro, como inicio de una etapa libertadora, que debe ser definitiva, para el pueblo de Cuba.

Advertisement. Scroll to continue reading.
Click to comment

Deja un comentario

otras noticias

CUBA

Los medios castristas insisten en seguir mintiéndole descaradamente al mundo y a los cubanos acerca del grupo de activistas en huelga de hambre y...

CUBA

se intentó desacreditar a este grupo de jóvenes valientes, con la cobardía de la mentira

CUBA

1 de diciembre 2020 Hoy 1ro de diciembre, el Movimiento San Isidro, en su cuenta de Twitter exigen apoyo espiritual y que le sea...

CUBA

1 de diciembre 2020 Hoy 1ro de diciembre, el Movimiento San Isidro, en su cuenta de Twitter denuncia la situación actual de Maykel Castillo....

Copyright © 2020 Heraldo de Cuba